jueves, 5 de mayo de 2011

DESPEJANDO INTERROGANTES, Marco León Calarcá, integrante del EM del Bloque Martín Caballero de las FARC-EP

Jueves, 05 de Mayo de 2011 09:39

Porque Chávez aplica la misma “neutralidad” aplicada a Bolívar por los yanquis. La historia se repite, alianza, abrazos y complicidad entre y con los poderosos. Y condena, cárcel y persecución para aquellos que con dignidad y de acuerdo a sus posibilidades luchan  por sus derechos, por su vida misma.

Porque así funcionan los llamados “intereses de Estado”, son totalmente contrarios a los intereses de los pueblos. Seguramente el pueblo venezolano no comparte el servilismo y entrega del gobierno de Chávez al principal peón del imperio estadounidense en la región. ¡Vaya forma de antiimperialismo!

¿Por qué no se atienden, ni siquiera, las necesidades mínimas de los más de tres millones de damnificados por la “ola invernal”?

Porque no hay ningún interés en solucionar los problemas de las mayorías por parte del gobierno en sus diferentes instancias, no importan las declaraciones y discursos. Hoy, como siempre, solo les preocupan sus bolsillos y chequeras. 
Porque se conjugan en coctel antipopular y tramposo la corrupción, el desgreño burocrático, la politiquería y la impunidad, propias de la neoliberal  “prosperidad para todos”.

Porque el cáncer de la corrupción está en pleno apogeo, carcomiendo los auxilios aún sin recibirlos. Se presentan casos tan aberrantes, como la presentación de cuentas,  con sobreprecios de hasta el 80%, en los mercados entregados a los damnificados. De paso, ¿Creen las autoridades que con esos auxilios alimentarios puede subsistir una familia?

Porque los encargados de gerenciar el proyecto de reconstrucción y los fondos implicados: el de reconstrucción y adaptación climática y el de calamidades, al igual que los asesores que los rodean –la crema y nata empresarial- viven alejados de la realidad sufrida por Juan Pueblo. Además el desgreño burocrático impide el funcionamiento de los proyectos.  Se preocupan de las grandes obras, particularmente las viales, para garantizar la fluidez del comercio o mejor dicho de la expoliación de nuestros recursos.

Porque se privilegian los intereses politiqueros, ahora desaforados ante las elecciones regionales, y todos los aspirantes quieren respaldarse con la entrega de limosnas y presentarse como salvadores de sus propias víctimas.

Porque alcaldes y gobernadores  se esconden. En cambio aspirantes, a cualquier cosa, se presentan con promesas de solución; claro a cambio de votos. Los productos se pudren en las bodegas. Los controles no funcionan. Y la impunidad frente a todos estos delitos es absoluta. Todo se investiga, nada se castiga.


¿Por qué condecoraron a Tony Blair con la Cruz de Boyacá, a nombre de los colombianos?

Porque es amigo y cómplice de Juan Manuel Santos, el presidente de la prosperidad. Dicen que escribieron un libro, al menos aparecen como los autores, en el cual queda claro el propósito de su clase: impedir y descalificar toda lucha por sociedades justas, con igualdad y bienestar social.

Seguramente, también contó para la condecoración su estrecha amistad y compinchería con Bush, al cual apoyo en la perversa maniobra para justificar la invasión a Irak-

Ah y no fue el pueblo colombiano el responsable del homenaje, al contrario merece nuestro repudio. Son cosas de la camarilla en el gobierno.


Parte de la resistencia

La realidad de la resistencia por la construcción de La Nueva Colombia, La Patria Grande y El Socialismo, tiene sus particularidades  en cuanto a protagonistas, tiempo, lugar y claro, formas.

Los protagonistas:

El pueblo, la mayoría, del cual somos parte integral, como su ejército revolucionario.  Con un objetivo claro y definido: Una patria donde primen los intereses, sentires y quereres de todos y todas.

Compartimos con los compatriotas de Nuestra América la riqueza de la mezcla racial, que trae desde tiempos inmemoriales el gen libertario de indígenas, negros, mezclado con el elemento blanco, constituyendo un tipo racial cordial, humilde, alegre, hospitalario, trabajador, indómito y dispuesto a la lucha sin desmayo por sus derechos y para brindar un porvenir amable para su descendencia. Seguros del triunfo, pues el futuro es nuestro. Así somos hombres y mujeres, tranquilos pero no cobardes. Solidarios pero no pendejos.

Enfrentados a la oligarquía liberal-conservadora heredera de los usurpadores del poder al traicionar el triunfo del ejército libertador de Simón Bolívar, heredaron también su arrodillamiento al amo imperial del norte, los Estados Unidos. Caracterizada por su carácter sanguinario. Desde aquellos tiempos acostumbrados  a usar el asesinato como arma política, recordemos dos casos, Sucre y el propio Bolívar. Solo ven y sienten por sus bolsillos y chequeras, la ganancia como sea, es su único interés. El terror es su herramienta preferida.

En cuanto al tiempo, se toma como fecha inicial de la confrontación, el asesinato Jorge Eliecer Gaitán en 1948, sin embargo una de las causas de este magnicidio fue la lucha del dirigente popular contra la violencia oficial y por la paz.

Refiriéndonos al lugar, Sin olvidar la proyección internacional, en particular a Nuestra América. Sin caer en la trampa de las fronteras inventadas por la clase dominante para su beneficio. Considerando el impacto y reflejo en otras luchas populares. Estamos claros de nuestra tarea primera: la liberación nacional.

Y en ese proceso de dotarnos de mecanismos de organización surge el Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia. Amplio pero clandestino. Para preservar la vida de quienes se comprometen en la lucha, ateniéndonos a dolorosas experiencias. Para viabilizar la participación de todos y todas, sin diferenciación racial, religiosa, de edad,  de sexo, de actividad laboral, incluso política; solo se excluye a los enemigos del pueblo. Para lograr la sociedad sin explotadores ni explotados que anhelamos.

Fueron más de 25 mil personas que, sin metáfora, formaron verdaderos ríos humanos por los lugares de acceso, a los que hay que agregar los miles de guerrilleros participando hombro a hombro en el majestuoso acto de lanzamiento del Movimiento Bolivariano. Clara muestra del vínculo indisoluble que nos une.

Por el carácter clandestino, producto de las condiciones de la confrontación, es su única manifestación pública, igual esto determinó la organización del acto en lo regional, no era esa toda la fuerza del naciente Movimiento Bolivariano, seguro en lo nacional un número mucho mayor quedó con deseos de hacer presencia.

El esplendoroso acto fue la concreción de enormes esfuerzos, imaginemos  solo los demandados por la movilización, alimentación, alojamiento y sanidad. Especial relieve le dio la participación de casi la totalidad del Estado Mayor Central de las FARC-EP, del Secretariado el único que no estuvo presente, por razones de salud, fue el Camarada Efraín Guzmán.

Estos 11 años de existencia, aportan suficiente evidencia de la formación, crecimiento y consolidación del Movimiento Bolivariano. Es clara su participación en las diferentes luchas populares, desde las reivindicativas locales hasta las políticas en el plano nacional. No hay marcha, mitin, tropel y cualquiera sea la expresión de inconformidad o confrontación, donde no esté presente. Y no solo en lo que se ve, más importante aún es el trabajo silencioso de organización de la resistencia. Forman, educan, construyen, proponen.

La valentía de compañeros y compañeras del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia es indiscutible. Se mueven entre el enemigo. Enfrentan, armados de su conciencia, moral y convicciones el terror del Estado. Se hacen notar e influyen como Movimiento actuando en la más absoluta clandestinidad. Burlan los organismos de represión –policía, militares y paramilitares- y las políticas del sapeo, la delación y compra de conciencias.

El Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia es parte fundamental del engranaje necesario para organizar la revolución. Por tanto, solo nos queda cumplir con nuestro compromiso, aportar lo que sea necesario para que continúe su desarrollo.

Este aniversario es momento oportuno y preciso para rendir homenaje sincero a quienes han entregado su vida en esta brega por nuestros ideales.  Para expresar nuestro sentimiento de solidaridad a presos y presas, quienes soportan los vejámenes del inhumano sistema carcelario.

Con todo el Movimiento Fariano: Guerrilla, Milicia Bolivariana, Partido Comunista Clandestino Colombiano y Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, decimos:

Por La Nueva Colombia, La Patria Grande y El Socialismo… Adelante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada