domingo, 23 de septiembre de 2012

Sempiterno héroe de la Patria Grande, por Dax Toscano




Sempiterno héroe de la Patria Grande:

Por Dax Toscano Segovia


Querido Comandante Jorge Briceño:

Es un gusto dirigirme a ti en este día.

No pude conocerte y darte un fuerte abrazo. Tampoco pude escucharte personalmente y verte en tu actividad diaria para nutrirme de tus enseñanzas. Pero no importa. Tú eres mi hermano, el que, como decía Julio Cortázar del Che, estaba despierto mientras yo dormía,  mi hermano mostrándome detrás de la noche su estrella elegida.

Hoy tengo alegría al saber que al cumplirse dos años de tu desaparición física el 22 de septiembre de 2010, producto de un criminal bombardeo a tu campamento, sigues combatiendo por la Patria Nueva en las montañas, en los campos y en las ciudades hermosas de Colombia. Alexandra, la guerrillera holandesa de las FARC-EP, así lo atestigua.
Sí. Sigues combatiendo porque al igual que el Che, como lo escribió Nicolás Guillén, no porque hayas caído tu luz es menos alta. No por callado eres silencio. Y no porque te quemen, porque te disimulen bajo tierra, porque te escondan en cementerios, bosques, páramos, van a impedir que te encontremos, Jorge Briceño,  Comandante, amigo.
Los poderosos nos quieren ver tristes, cabizbajos, abatidos. No entienden que las y los revolucionarios se crecen ante las adversidades.  

Hoy te has multiplicado por miles, te has encarnado en hombres y mujeres valientes y conscientes que con amor y rebeldía continúan con la lucha revolucionaria que tú, querido Comandante, llevaste adelante con el objetivo de concretar el sueño del Libertador Simón Bolívar y del camarada Manuel Marulanda Vélez.

Dice con afecto el Comandante Jesús Santrich que “para un hombre que tuvo el valor de morir sin doblegarse, en una muerte que no es quietud y polvo sino simiente vegetal de los sueños justicieros; para un jaguar de azul celeste y verdor de fronda en el invierno; austero en todo menos en coraje y entrega por su pueblo, es decoroso partir entre la pólvora, como entre la pólvora se ha ido sólo para quedarse en la voz de las horas que derrama el tiempo.”

Da alegría querido hermano saber que, una vez más, los enemigos del pueblo colombiano se equivocaron al creer que con tu asesinato, los combatientes farianos se iban a desmoralizar y a salir en desbandada.

La satisfacción me invade al ver a nuestro compañero de lucha, Mauricio Jaramillo,  “El Médico”, ser parte de la delegación fariana que, con honestidad revolucionaria, hoy se sienta en la mesa de diálogo con el gobierno de Santos, a conversar, de igual a igual, para buscar que se concreten acuerdos positivos para la mayoría del pueblo colombiano, que posibiliten la paz con justicia social en Colombia.

Hoy te recuerdo con mucha alegría por ese ejemplo que diste siempre al conjugar la responsabilidad, la seriedad, la honestidad en el trabajo revolucionario, con el júbilo y la felicidad de luchar por sociedad socialista en Colombia.

La oligarquía colombiana con sus fuerzas represivas, falsimedia y el imperialismo, festejaron morbosamente tu muerte cuando convirtieron La Macarena, en el departamento del Meta, en Sodoma y Gomorra.

La industria mediática de la mentira, a través de sus mediocres periodistas, pretendieron manchar tu nombre, tu imagen.

¡Qué infames!

Pero ante todo, que equivocados estuvieron al pensar que sus mentiras calarían en la mente de los desposeídos, de la gente del campo y de las ciudades que lucha diariamente contra el sistema injusto y explotador que mantiene en la pobreza a más de 30 millones de personas en Colombia, de las cuales 12 millones son indigentes.

Frente a tanta escoria, tu imagen se agiganta como símbolo de la rebeldía social de los pueblos. Eres otro de los héroes de la Colombia insurgente de Bolívar y de la América Latina revolucionaria de Fidel.

Tú fuiste un hombre duro, aprisionado por una gran ternura, un guerrero enamorado del fulgurante amor de los héroes por la libertad y la justicia, como dijo el Comandante Iván Márquez.

Tú, maestro de la estrategia, hermano combatiente, camarada de ideas, Comandante querido por la insurgencia fariana, inquebrantable en la lucha, solidario hasta en el momento de tu muerte, por tu valentía, tu modestia, tu sinceridad, tu esfuerzo constante por conseguir la libertad de Colombia, no eres ya solo igual al Che, sino que lo superaste, como bien lo dijera Iván Márquez.

Y eso, hermano, es precisamente lo que el Guerrillero Heroico buscó: formar hombres y mujeres con principios y valores éticos opuestos al egoísmo e individualismo característicos de la sociedad capitalista. Hombres y mujeres que no se sientan satisfechos con la concreción de las cosas que son posibles hacerlas, sino que, como Bolívar nos enseñó, luchen por la concreción de las cosas que para otros son imposibles de lograrlas.  

Tu praxis consecuente te ha convertido en un nuevo arquetipo de revolucionario que la juventud de hoy y del futuro inmediato debe tomar como ejemplo para que, con dedicación profunda por la causa de los pueblos, puedan formar hombres y mujeres todavía mejores que ustedes.     

Así, como diría Carlos Puebla, hemos aprendido a quererte, desde la histórica altura, donde el sol de tu bravura, le puso un cerco a la muerte.

Con Nicolás Guillén y con Carlos Puebla, insignes exponentes de la cultura latinoamericana, te decimos, desde el hondón americano: ¡Salud Jorge Briceño! Espéranos. Partiremos contigo. Queremos morir para vivir como tú has muerto, para vivir como tú vives.

Con firmeza revolucionaria gritamos a los cuatro vientos, hermano, amigo:

Seguiremos adelante, como junto a ti seguimos. Y con las FARC-EP te decimos: Hasta siempre comandante.
 
¡Hemos jurado vencer y venceremos!
   

Patria Grande, 20 de septiembre de 2012

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Comandante Mauricio Jaramillo, en exclusiva para RNV. FARC: "Estamos dispuestos a alcanzar la paz democrática y duradera" (APORREA, Radio Nacional de Venezuela)


El corresponsal de Radio Nacional de Venezuela (RNV) en La Habana, Cuba, Raimundo Urrechaga, entrevistó en exclusiva al Comandante Mauricio Jaramillo, representante de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para conocer a fondo los puntos de vista de las FARC con vistas a las conversaciones de paz a iniciarse el próximo 8 de octubre en Oslo, Noruega.

-¿Cuál es la diferencia entre este diálogo de paz (Gobierno de Santos y FARC) y los otros del pasado?
-Si hay diferencias porque se ha recrudecido el desarrollo de la política neoliberal en Colombia y por lo tanto hay más desigual social y desequilibrio en esta sociedad tan golpeada y amedrentada. El Gobierno colombiano dice que ha hecho un esfuerzo grande, por eso estamos sentados tratando de solucionar todos esos problemas.
Estamos precedidos de un gobierno inquisidor que ha prohibido a las personas manifestarse y ha perdido todas sus posibilidades democráticas. Colombia está sumergida en un problema grave.

Nosotros –FARC- tenemos la voluntad política de solucionar este problema, por eso estamos en este diálogo. Estamos dispuestos a alcanzar la paz democrática y duradera.

- Comandante, hay seis temas que se acordaron dentro de este diálogo. Sin embargo, usted indicó en una rueda de prensa que tan pronto se instale la mesa de diálogo plantearán y palearán por un cese al fuego bilateral, lo cual fue respondido de manera negativa por el presidente Juan Manuel Santos. Asimismo, el Mandatario planteó un límite de tiempo para este proceso que será en junio de 2013. ¿Cómo creen ustedes que pudieran persuadir al Gobierno, que lo mejor para Colombia sería iniciar unos diálogos con el cese al fuego y si creen que es suficiente tiempo el que se ha establecido por el Gobierno colombiano para llegar a un acuerdo final?

-Lo lógico en un acuerdo de este tipo es que esté precedido por un cese al fuego para crear todas las condiciones y poder avanzar hacia lo que nos hemos propuesto. Si hay voluntad política, el Gobierno tiene que acceder y nosotros haremos lo mismo, pero si el Gobierno no tiene una pretensión de ese mismo tipo, es muy difícil que las partes se puedan acercar a una posibilidad real porque esa distancia crea inestabilidad en lo que vamos a desarrollar. Vamos a esperar que el Gobierno tome esas decisiones.

-Hay varios temas en la agenda que impactan a la sociedad colombiana. Un primer punto que se plantea en este acuerdo, es la política de desarrollo agrario integral. ¿Cómo concibe la FARC este punto para lograr un desarrollo social, económico y equitativo del país?

-Ese es uno de los temas fundamentales que tenemos que enfrentar. Básicamente el tema social para Colombia es uno de los temas fundamentales donde Colombia está en un proceso de deslegitimación total donde la genta está desprovista de todos los servicios primarios. El desarrollo ecónomo también es un desarrollo desigual, es una economía dependiente de los Estados Unidos

En el tema de las tierras, el Gobierno trae un paquete que tiene que ser un poco de leyes de desarrollo rural y de tierras, pero nosotros creemos que no es tan simple hablar de estas cosas sino hay que hablar de una forma agraria integral donde en Colombia hay que verlo desde el punto de vista de las regiones, y por lo tanto habrá que hablar de unas cinco reformas agrarias distintas. Creo que el Gobierno y nosotros –FARC- tenemos que hacer un esfuerzo grande para allanar todos estos problemas.

-Otro de los temas es el narcotráfico que ha sido bandera política para los grupos de poder en Colombia, entre ellos el expresidente Álvaro Uribe, quien acusa a las FARC de ser los principales responsables de ese flagelo en el país ¿Cómo las FARC plantea una solución al problema de las drogas ilícitas en Colombia?

-Desde un inicio nosotros hemos planteado la posible solución y se lo propusimos al país, al Gobierno y al mundo, el cual abarca una salida a los cultivos de este tipo de drogas. Nosotros decíamos que el problema no es un problema de carácter militar sino un problema de carácter social, y como tal proponíamos encararlo con políticas que tienen que ver con la eliminación de las drogas y plantearle al pueblo colombiano, a los cultivadores que son los campesinos más pobres cómo sustituir estos cultivos. Eso lo hicimos frente a más de 40 países, ahora lo están planteando.

-El gobierno colombiano está siendo juzgado por la justicia. Hay unos 80 parlamentarios que están comprometidos con estos cargos.

-Uno de los puntos de la agenda de paz es la participación política. Allí se establecen varias posiciones entre los cuales está el de derecho y garantía para el ejercicio de la oposición política en general y en particular para los nuevos movimientos que surjan luego de la firma del acuerdo final, mecanismos democráticos de participación ciudadana, incluidos los de participación directa y medidas efectivas para promover mayor participación en la política nacional, regional y local. Teniendo en cuenta la experiencia del pasado de distintas movilizaciones de otros grupos guerrilleros ¿Cómo se puede hacer viable en el contexto actual de Colombia, una participación social y política de la izquierda? ¿No temen ustedes que si logran un acuerdo puede repetirse situaciones donde fueron eliminados los más importantes líderes de la izquierda colombiana?

-Indudablemente, nosotros atravesamos por esta incógnita de esperar que el Gobierno cumpla con todo lo que está planteando al país. Es un poco difícil, en el sentido de cómo está rodeado el Gobierno, ya que hay una cantidad de problemas de carácter político. Comenzando por esta vertiente más ultraderechista que es la de Uribe Vélez. Nosotros estamos esperando cómo transcurre todo esto y cómo se van viendo las posibilidades para que Colombia entre en un desarrollo político que les permita a todas las personas participar abiertamente y democráticamente.

-Es muy importante que el pueblo colombiano y el pueblo latinoamericano esté pendiente, por ello estamos solicitando el acompañamiento para estas posibilidades se vuelvan una realidad.

-En las declaraciones y en los principios de las FARC se reitera un aspecto vital que es el apoyo popular del pueblo colombiano no solo para lograr un acuerdo de paz sino para desmontar las causas que dieron origen a este conflicto de hace décadas ¿Cómo lograr ese apoyo masivo para alcanzar ahora los cambios estructurales que requiere Colombia casi medio siglo después?

-Ese apoyo popular a través de estos últimos años, la sociedad colombiana ha comenzado a exigirle al gobierno y a las FARC entrar en una etapa de conversaciones para alcanzar una salida distinta a todos estos problemas que tenemos en Colombia. Las movilizaciones últimas que se han realizado en el país, dan cuenta de que hay la necesita de sentarnos en la mesa, con la participación de todos estos movimientos sociales.

-Según este documento para iniciar el diálogo se establece que la construcción de la paz es un asunto de la sociedad en su conjunto que requiere la participación de todos sin distinción. Se ha suscitado en Colombia en los últimos días un gran debate de distintas organizaciones de la sociedad civil sobre su participación en la mesa de diálogo entre las FARC y el Gobierno ¿Cree las FARC que organizaciones de la sociedad civil, que representan al pueblo colombiano, deben participar de manera directa en este diálogo que se va a iniciar próximamente?

-Ellos van a ser actores de primera en la mesa. Van a estar alrededor nuestro y van a rubricar muchos de los acuerdos en la mesa. Estarán como actores de primer tipo. Esperamos que toda la sociedad civil, no solamente colombiana sino los países vecinos y latinoamericanos estén pendientes para que no haya confusiones. No vamos a caer como siempre hemos caído, que nosotros hemos sido siempre los que hemos acabado o o damos por terminado los proceso de paz.

En todos estos años hemos peleado por salir adelante y por alcanzar una paz estable y duradera. Eso ha sido siempre unos de los elementos fundamentales para nosotros, por ejemplo cuando estuvimos en Caracas y en San Vicente del Caguán, donde todos esos procesos fueron fallidos porque el gobierno lo dio por terminado.

-Tras el anuncio de estos diálogos, distintos sectores de la sociedad colombiana se han pronunciado en contra, entre ellos aquellas personas que apuestan al conflicto armado como una forma de vida de hacer negocio y de participación política en Colombia ¿Cómo interpretar esas declaraciones de esos sectores de la sociedad particular donde sean visto pronunciamientos del expresidente Álvaro Uribe y superar esos obstáculos de grupos tan poderosos para que impere la paz en el país?

-Indudablemente estamos esperando el concurso de todo el país. Hay muchos obstáculos de frente y tenemos que tratar de que esos obstáculos no sean el elemento que frustre ese diálogo. Creemos que los Estados Unidos son directamente responsables de estas trabas que se nos están presentando, porque ellos están instigando el Plan Colombia, el Plan Patriota, están colocando las bases militares en nuestra Patria. Nosotros no estamos en guerra con ningún país vecino, la militarización es extrema. Todos estos elementos son trabas para no alcanzar lo que nos hemos propuesto. En estos tiempos que está en desarrollo los TLC y esta economía neoliberal que es muy difícil, porque el desarrollo de todo eso está en las privatizaciones.

-Por ejemplo, comenzó la minería pero en Colombia solo van a quedar muchos huecos porque la riqueza del subsuelo va a desaparecer.

Hemos visto que en América Latina y el Caribe muchos gobiernos han cogido con beneplácito este diálogo para tratar que en Colombia reine la paz, siendo el único país de América Latina que tiene aun un conflicto armado ¿Cree las FARC que la situación política, social y económica que vive el continente hoy, y en particular con gobiernos que buscan la felicidad y el bienestar de su pueblo propicia estos diálogos para buscar la paz?

-Hemos recibido el apoyo incondicional de parte del gobierno de Cuba y Venezuela, que son países fundamentales para el desarrollo de la activada que estamos desarrollando. Ya hemos recibido apoyo de Argentina, Ecuador, Nicaragua, incluyendo el presidente Obama, esperamos que así sea.

-Con respecto al desarrollo económico que han obtenido todos estos países de América del Sur contrasta mucho con las dificultades que tiene los otros países de Europa y Estados Unidos.

-Cómo ver que este diálogo que se va a iniciar próximamente no es una victoria del gobierno colombiano y una debilidad de las FARC?

-Cuando comenzamos a hablar fue porque en un momento determinado el Gobierno nos propuso hablar. En desarrollo de esta propuesta buscamos una posibilidad distinta de encontrar la paz, analizamos la propuesta y expresamos que estamos en plena disponibilidad y no porque estemos derrotados. El Gobierno propuso y estamos de acuerdo con la invitación.

-En uno de los pronunciamientos del máximo líder de las FARC, Timoleon Jiménez, expresó que llegan a la mesa de diálogo sin rencores y arrogancias para plantearle al Gobierno nacional que considere importante a los de abajo y que no juzgue con ingenuidades sus anhelos ¿Qué ofrece las FARC al pueblo colombiano a aquellos que han sido borrados por los grandes consorcios mediáticos y los grupos de poder durante décadas?

-Estamos peleando fundamentalmente porque en Colombia haya una inclusión de todos esos actores que han sido excluidos, apabullados, amedrentados por el Gobierno nacional y que no les ha permitido la participación en todos los eventos que tiene referencia en un país como Colombia. Nuestra pelea es que todos los pobres de Colombia sean incluidos como parte de la sociedad.

martes, 18 de septiembre de 2012

domingo, 16 de septiembre de 2012

DECLARACIÓN DEL MCB ANTE EL INICIO DE LOS DIÁLOGOS DE PAZ EN COLOMBIA


 
ANTE EL INICIO DE LOS DIÁLOGOS DE PAZ  EN COLOMBIA
 
El Movimiento Continental Bolivariano conscientes de la importancia política e histórica de los acontecimientos que se vienen gestando en Colombia, los cuales han desembocado en la instalación de una Mesa de Conversaciones entre las FARC-EP y el Gobierno Colombiano, con la participación de los gobiernos de Cuba y Noruega como garantes y de los gobiernos de Venezuela y Chile como acompañantes, expresa lo siguiente:
 
1. Nos consta que las FARC-EP, parte del Movimiento Continental Bolivariano, han sostenido siempre con firmeza la bandera de la solución política al conflicto social y armado que desde hace cinco décadas se vive en Colombia.  Han sido los gobiernos de la oligarquía, en acuerdo con el imperialismo, los que han buscado la guerra, lucrándose con ella y enlutando los hogares del pueblo.
 
El Movimiento Continental Bolivariano desde su fundación acompaña al pueblo colombiano en la lucha por una paz con justicia social, defendiendo simultáneamente el derecho de los pueblos a la rebelión frente a la opresión y al atropello sistemático de sus derechos. Esta vocación por la paz no equivale sin embargo a aceptar el destructivo orden neoliberal y la recolonización impuesta por la clase dominante y el poder imperial de EEUU.
 
Tampoco equivale a  aceptar la desmovilización y la simple inserción legal dentro de un sistema político anti-democrático y excluyente, dentro de estructuras económico-sociales plagadas de injusticias, explotación y desigualdades,  como las que imperan en Colombia. La paz verdadera es inseparable del multicolor caminar de las banderas sociales y populares levantadas por el derecho al trabajo, la tierra, la educación, la salud, la cultura y el derecho a la vida digna.
 
 
De la misma manera que los compañeros comandantes Manuel Marulanda y Alfonso Cano expresaron reiteradamente,  Timoleón Jiménez,  parte de la presidencia Colectiva del MCB, ha señalado que la paz que se busca va más allá de la ausencia de guerra, sino que se propone un acuerdo nacional que permita superar las causas que originaron el conflicto. Los nuevos movimientos políticos y sociales que surjan en la vida política del país, no pueden repetir por ningún motivo la trágica experiencia de la Unión Patriótica en la cual fueron asesinados impunemente miles de sus militantes. Por su parte, en múltiples ocasiones el MCB, a través de declaraciones, acciones y campañas colectivas, ha levantado estas demandas y respaldado a esa ruta, apoyando solidariamente a las FARC-EP en sus anhelos de paz y emancipación nacional y social.
 
3- Estamos convencidos que una primera prueba de buena voluntad sería un cese al fuego bilateral antes de iniciar los diálogos, rodeándolos así de un clima menos tenso, más propicio para debatir y lograr acuerdos. No creemos que exista otra razón para el gobierno colombiano, que no sea complacer a los sectores más guerreristas, para rechazar esa propuesta, sobre todo después que las FARC-EP han proclamado su disposición a acatarla.
 
4. Llamamos a los pueblos del continente y el mundo, a los movimientos por la paz, a las organizaciones sociales y políticas a que este 8 de Octubre, aniversario de la caída en combate del Comandante Ernesto Guevara y día en que se instalará la mesa de negociaciones entre las FARC-EP y el Gobierno en Oslo, Noruega, a manifestarnos en cada uno de nuestros países en apoyo a la paz con justicia social en Colombia, en la clara convicción que la movilización y la solidaridad internacionalista  es la única garantía para evitar que los Uribe, los halcones de Washington y demás señores de la guerra, sedientos de sangre y terror salgan adelante en su intentona de reventar esta posibilidad de paz. 
 
El 8 de Octubre, todos a las calle por la paz con justicia social en Colombia!
 
¡Por la Patria Grande y el Socialismo!
 
Presidencia Colectiva y Dirección General, Movimiento Continental Bolivariano  MCB
 
Septiembre del Año 2012