jueves, 16 de febrero de 2012

Entrevista a Jesús Santrich sobre Bolívar, 28 de febrero de 2011


 En Bolívar nos encontramos todas y todos

 

Lunes 28 de febrero de 2011

Entrevista a Jesús Santrich sobre Bolívar

Comunicadores  de Nuestra América 

Sabemos que las FARC-EP es una organización que se reivindica marxista-leninista y bolivariana, ¿explíquenos por qué?

Primero que todo un saludo para ustedes y para todos los que vayan a escuchar o leer lo que aquí platiquemos. Quisiera iniciar diciendo que las FARC es una organización insurgente, es una organización guerrillera, político- militar que tiene un propósito central en su lucha que es conquistar la paz con justicia social para todos los colombianos, ojalá dentro del marco de nuestro ideario lograr también que esa justicia social se irradie en toda Nuestra América, a partir de ahí nosotros podríamos sacar las conclusiones de porque nosotros somos marxistas-leninistas y porque somos bolivarianos. Una y otra forma del pensamiento tiene esos mismos propósitos la búsqueda de la paz, de la justicia de la igualdad, de la libertad para un colectivo humano.
Por esas metas y por esos objetivos tanto el marxismo - leninismo como el bolivarismo pusieron todos sus empeños y en tanto las FARC tiene esa misma senda por ello coincidimos. 

Simón Bolívar, Marx y Lenin pertenecen a tiempos históricos diferentes, los dos últimos lucharon por la construcción del socialismo y Bolívar lucho por la independencia y emancipación de los pueblos de Nuestra América. Ante esto, ¿díganos como confluyen el bolivarismo y el marxismo - leninismo? ¿existen contradicciones en ambas corrientes de pensamiento? ¿cómo las percibe las FARC?

Bien, son dos temas complejos, el marxismo leninismo y el bolivarismo.
Hay que estudiarlos bastante para encontrar las similitudes y encontrar las posibles contradicciones que pueda haber entre uno y otro. En las FARC nosotros lo que miramos son las confluencias, creemos que hay muchas y las más importantes tienen que ver con los propósitos que tienen tanto el bolivarismo como el marxismo leninismo pese a estar en épocas diferentes son propuestas para llegar a unas metas específicas que tienen que ver con la conquista de la paz, de la justicia social , de la igualdad, de la libertad de los pueblos, esa es su mayor coincidencia, es en el aspecto de orden social donde más identidad tienen y en la medida en que tienen esa identidad se complementan, se enlazan, se amarran , se vuelven un mismo flujo una corriente con mucha fuerza para darle salida a problemas que estando en épocas diferentes tienen plena vigencia. Hay problemas como el del hambre, el de la opresión hacia los pueblos de parte de las clases explotadoras que igual existían en época de Bolívar como existían en vida de Marx, en vida de Lenin entonces yo te digo si hoy se presentan más agravados sigue teniendo vigencia ese pensamiento porque son propuestas, son opciones para salir de esa enredadera de la injusticia y llegar a la conquista de la igualdad, a la conquista de la verdadera libertad. En las FARC más que preocuparnos por encontrar puntos de contradicción, hemos tratado de encontrar los mayores puntos de coincidencia; a veces uno escucha decir que al marxismo leninismo se le hace oposición diciendo que se trata de ideologías foráneas, quizá para las otras partes del mundo el bolivarismo sea una ideología foránea y decir eso podría ser conducir a una expresión de chovinismo.
En las FARC consideramos que cualquier expresión de pensamiento, surja donde surja si es en beneficio de la humanidad no tiene nacionalidad, no tiene dueño es patrimonio de la humanidad, eso ocurre con el marxismo y eso ocurre con el bolivarismo. Entrando en detalle y profundidad podría uno analizar que Bolívar en muchas de sus expresiones, en muchos de sus escritos habla de Dios y que el marxismo - leninismo en su concepción filosófica materialista niega la existencia de Dios y a partir de ahí decir que hay una contradicción, esos son aspectos secundarios frente a todos los puntos de coincidencia que en la propuesta social tiene uno y otro planteamiento y que es lo que recoge las FARC en su proyecto de lucha.
Lo que es bien para la humanidad sin perder el factor de autenticidad de cada pueblo debe encontrar confluencia, en el caso de Bolívar nosotros recogemos ese arraigo en la identidad de toda nuestra América, el arraigo , el respeto, la valoración que hace de las tradiciones más auténticas de los pueblos amerindios que le van a ayudar a entender a comprender de mejor manera las circunstancias en las que viven los sectores más oprimidos de la época de su lucha como era el caso de los esclavos , de los indígenas por ello una de las banderas principales era acabar con la esclavitud, con la servidumbre y alcanzar la libertad para todos los hombres, elevándolos a la categoría de ciudadanos. Estos elementos de autenticidad como decía hace un momento, los toma al lado Bolívar con los demás aportes que hace la humanidad.
Si uno estudia los pensadores que han hablado sobre Bolívar encuentra que una de las reflexiones principales que se hace es que Bolívar tomó mucho de Rousseau y de los pensadores del Iluminismo y la Ilustración y que eso le ayudó mucho a hacer sus elaboraciones. Eso efectivamente es así pero a eso le suma de manera muy importante todo lo raizal lo que tiene que ver con las experiencias, con las costumbres de los pueblos amerindios y de los pueblos traídos de manera obligada del África lejana. Entonces él logra ser como el pintor, la paleta, la mejor mezcla para la mejor obra es lo que ocurre con Bolívar, ahí esta lo que decía hace un momento los elementos auténticos que le aporta al resto de la humanidad, toma de la humanidad, de su propia experiencia de su identidad y le hace un aporte a la humanidad y no por casualidad si no como decisión dentro del internacionalismo humanista, solidario y universal que está en la concepción de Bolívar como está en la concepción de Marx y de Lenin, ahí esta la identidad y confluencia de esos pensamientos más que las contradicciones y eso es lo que toman las FARC-EP.

Háblanos sobre la concepción de la historia que tenía Bolívar, y dinos como ha influido en la concepción de la historia que tienen las FARC-EP.

Es una pregunta larguita, pero bien. Yo no se si tu has escuchado una improvisación del Indio Naborí uno de los repentistas de los más grande que tiene nuestra América. Un repentista cubano que dice:
"Bolívar de acero y miel.
yo tiemblo cuando te evoco,
capitán del Orinoco,
con los Andes por cuartel,
los cascos de tu corcel
iban botando centellas,
no dejando huellas de siervos,
ni de tiranos
te salían de las manos
pueblos libres como estrellas".
Eso es lo que es Bolívar. Bolívar no es un teórico consciente, lo que escribe a conciencia no lo hace con la intención de dejarlo escrito, es decir, de él no es su oficio o su profesión teorizar, es un hombre que teoriza con la ejecución de la misma práctica. Por eso no logramos encontrar un compendio, un manual, sobre teoría de la historia, de la filosofía, de la política, pero de hecho cuando uno observa las cartas, los pronunciamientos, las proclamas, todo el conjunto es verdadera cátedra. Una cátedra que tiene una trascendencia muy importante porque se va construyendo en la medida que Bolívar avanza en su proyecto revolucionario, pero al mismo tiempo también que el avance en el proyecto revolucionario de Bolívar es ejecución de sus ideas. Cuando hablamos de Bolívar en algunas conversaciones, en algunas charlas siempre hago una diferenciación entre lo que es el ideario de Bolívar, de su ideas en general, porque a veces en Bolívar hay ideas que surgen para la coyuntura para resolver un problema o una necesidad de orden práctico, que se presenta en el momento, pero hay otras ideas de mucha más trascendencia, de mucha más importancia que están presentadas o concebidas para el tiempo futuro, para el tiempo venidero. Quizá parecen inalcanzables para el momento que está viviendo, pero que pensando en esos ideales, en esas ideas que hacen parte de su ideario, es que su acción se vuelve más intrépida, más decidida, más revolucionaria.
En el mismo sentido está la concepción de Bolívar, para él la historia es el hombre, es la acción del hombre en tiempos diversos, nutriéndose del pasado de su identidad, por eso yo expreso mucho la palabra raizal, es el hombre bebiendo de la memoria, es el hombre tomando las sustancias de sus ancestros, de sus abuelos de las experiencias del pueblo. Eso es la identidad por un lado retomando del pasado, pero yéndose al presente por una lucha que hay que hacerla, no sólo plantearla, hacerla como un deber fundamental, pero hacerla no solamente para las generaciones del presente, sino como una posibilidad de mejorar la sociedad en el futuro.
Esas son las dimensiones del tiempo en Bolívar y que hacen parte de su concepción de la historia.
Pero la historia de Bolívar, no sólo es ejecución y práctica, es una confluencia entre la teoría y la praxis en un ciclo infinito de ejecuciones, de experiencias que se van dejando plasmadas con el ejemplo.
Haces la pregunta sobre la identidad de la concepción histórica del marxismo-leninismo y el bolivarismo, no digo ya Bolívar, sino bolivarismo, porque él no milita sólo en sus ideas. Al lado de Bolívar hay mucho pueblo militando en torno a esas ideas, hay muchos dirigentes, muchos conductores militando en torno a esos propósitos, en torno al ideario. Por eso hablo de bolivarismo, hablar de Bolívar, sólo es quitarle la esencia a la dimensión de su pensamiento y la dimensión del pensamiento en Bolívar no está solo en su época, sino en la nuestra. Hoy hay miles y miles de personas militando en ese pensamiento, que lo interpretan, que lo ejecutan, que lo llevan a la práctica en búsqueda de sus objetivos altruistas.
Entonces en eso de encontrar identidades o diferencias, culturalmente en Bolívar nosotros encontramos una creencia en Dios. En muchas de las proclamas Bolívar evoca y habla en nombre de Dios, pero no como fuente fatalista de la historia. Es decir, ni él cree en el determinismo de la naturaleza, ni de las condiciones geográficas, ni el determinismo del poderoso "dedo de Dios". Para él hay una influencia tanto de los elementos de la conciencia, como de los materiales, pero en el devenir de las sociedades está presente el hombre y sobretodo los pueblos que son los que definen el rumbo de la historia. En eso hay identidad con el marxismo-leninismo, en la concepción materialista dialéctica e histórica, el devenir de los pueblos, el desarrollo de las sociedades, la historia en sí, está definida por el papel que juegan los pueblos dentro de los procesos de producción, básicamente en Bolívar ocurre lo mismo.
Por eso digo que esta es la coincidencia principal, pero si vamos a mayores detalles, la concepción de Bolívar de que hasta su época los gobiernos y los estados se han perfeccionado para oprimir y no para liberar, coincide con la concepción de la historia de la lucha de clases a partir de la aparición de la propiedad privada, por lo demás podríamos decir también que Bolívar y el marxismo tienen claro que sólo destruyendo la máquina del Estado que oprime es que se puede construir la nueva sociedad. Ambos idearios toman como meta posible la justicia, la igualdad, la libertad de toda la humanidad. En el bolivarismo está la idea de Colombia en principio como integración hemisférica, después como integración solidaria del Universo lo que se pretende alcanzar en el marxismo es la búsqueda de esta misma integración en el comunismo, en ambos es la búsqueda de la libertad para el pueblo, la creación de naciones y repúblicas libres, explicando la libertad no solamente en el rompimiento de las cadenas de un yugo determinado, sino en la libertad misma que debe tener la conciencia de los hombres en particular y de la sociedad en general.
Esto lo podríamos comparar con la concepción burguesa e imperialista de la historia, la cual es antinatural, amañada por lo intereses mezquinos y es freno conciente y brutal del devenir de la humanidad hacia la concreción del anhelo de justicia. En el bolivarismo y el marxismo se presenta de principio a fin el antiimperialismo en tanto ambas concepciones coinciden con el humano principio de búsqueda de la solidaridad en un conjunto social. Todo ello hacia la perfección de la libertad, como posibilidad de la realización máxima del hombre. En particular del hombre pero ante todo de este en sociedad, de ahí que la lucha revolucionaria en Bolívar y en el marxismo-leninismo no es una opción, sino un deber, quizá el más humano de los deberes, esos elementos hay que integrarlos en la concepción de la historia en el bolivarismo y en el marxismo-leninismo. La historia no se detiene, ella es el avance de la sociedad hacia un estadio superior de justicia, de igualdad, de libertad donde se cree en la esencia natural de solidaridad que tienen los seres humanos.

¿Desde cuando las FARC-EP retoman el ideario bolivariano?

Las ideas revolucionarias para cobrar vigencia no les basta sólo su justeza y su verdad, ellas no están en el medio ambiente, en el aire imperturbables. En un mundo en el que está presente la lucha de clases, las contradicciones entre quienes explotan y quienes son explotados, hay ideas que están en oposición y en contra de aquellas que plantean emancipación, libertad, justicia como ocurre con las de Bolívar. Para el caso de Colombia eso es así, las ideas cobran vida en cuanto salen de la mente de las bibliotecas de los archivos de los anaqueles pero para poder salir y meterse en las conciencias y andar en piernas de los pueblos tienen que luchar contra las otras ideas que imponen quienes no desean que ellas se conviertan en motor de la acción de cambio, en la acción revolucionaria. Con las ideas de bolívar ocurre eso que han estado presentes no sólo en la historia de Colombia si no de toda Nuestra América, desde 1819 que es el momento en el que comienza la acción abierta del libertador pero desde ese mismo momento ha tenido contradictores, quizá uno de sus más enconados contradictores es Santander y los santanderistas, en su momento Bolívar se opuso a la servidumbre, al esclavismo, a la subyugación de Europa contra América y a la subyugación en general de los explotadores contra los pueblos del mundo en la misma manera en que iba creciendo el fervor por la libertad en cabeza de los bolivarianos iba creciendo el encono de los pocos santanderistas mezquinos que tenían el poder económico y la posibilidad de ahogar el pensamiento bolivariano que estaba en la conciencia de los pueblos eso no ha variado los herederos del santanderismo y de los explotadores siguen buscando aplastar las ideas y el ideario del libertador. Yo explicaba hace un momento que Bolívar que era un maestro de acción constante algunos lo llaman un maestro de energía, tenía algunos planteamientos para el momento para la coyuntura para las dificultades que se le presentaran en el camino y hacia, tenía planes de resolución de situaciones inmediatas. Pero sus mejores ideas están proyectadas a futuro. Tu te das cuenta que en la Carta de Jamaica hace unos planteamientos sobre la unidad de América pero que no pretende consolidarlos inmediatamente cuando hace ese planteamiento en la Carta de Jamaica, ni siquiera tiene ejército que controlara en sus manos, entonces lo primero que tiene que hacer es construir ese ejército y después de que ha hecho la expedición de los Callos, de Jacmel, después de que ha tomado Angostura es que ve la posibilidad de dar el primer paso hacia esa integración, cuando sin tener aún a Venezuela en sus manos y con un gobierno provisional, plantea la creación de la Gran Colombia integrar inicialmente a la Nueva Granada y Colombia y aun no tiene en sus manos los países que van a  integrar esa Gran Colombia pero hecha la batalla de Boyacá, la proclama a los mil vientos y dice que el Ecuador hace parte de ella, él va construyendo de acuerdo a las posibilidades reales pero va planteando y proyectando de acuerdo al deseo más ferviente, al propósito más sublime que tiene concebido. Ese es el ideario, una cosa son las ideas para lo inmediato que son muy grandes y más loable porque tiene que ver no sólo con el entorno más próximo a él si no con propósitos que tienen que ver con toda la humanidad, el propósito bolivariano va mas allá de la gran Colombia algunos lo dejan en el gran propósito de integrar a la Gran Colombia, a Perú , Ecuador, Bolivia, Venezuela, pero la idea de Colombia va más allá, es una idea hemisférica, es una idea universal de consolidar la solidaridad en el universo ese es un ideario. Esa es la diferencia que yo establezco entre lo que son los ideales para el momento y lo que es el ideario como el prospecto en el pensamiento de Bolívar.
Entonces estas ideas por mucho que sus enemigos las quieran aplastar no lo van a poder hacer porque tienen que ver con la naturaleza del hombre quienes creemos al lado de Bolívar que el hombre no es el lobo del hombre si no que por naturaleza es gregario, es sociable, quienes creemos que el hombre tiene entrañas de justicia y de solidaridad sabemos que la historia tiene que marchar en ese rumbo porque la esencia del hombre es esa que estamos mencionando ahora y que es compartida por los grandes humanistas de la historia del pensamiento, entre ellos uno de los más grandes es Bolívar. Quienes creemos eso sabemos que es el rumbo que va a tomar la historia y ese sólo hecho le da vigencia para muchos años no sólo para la época de Bolívar, para la época nuestra si no también para las venideras y eso también le da el carácter futurista a su pensamiento. En aquella época se pensaba que la idea de la integración, de la unidad no iba a ser posible, Bolívar lo veía como un propósito remoto. Sin embargo iba colocando los peldaños para alcanzar al menos el propósito de la integración de la Patria americana, aun sin los Estados Unidos porque ese era un factor de descomposición , un factor de choque contra ese ideal solidario. Entonces el hablaba de la América Meridional como propósito a construir luego del Congreso anfictiónico esa integración pero no era porque generara una especie de chovinismo
americanista, él hablaba de la Colombia hemisférica y después insisto nuevamente hablaba de la integración de todos los países de la tierra, de todo el universo por eso hablaba de que América era la esperanza del universo en tanto desde América como un país que resurgía de la explotación, desde ahí se hacia este planteamiento que iría a descontaminar esa práctica medieval , esa práctica colonialista que hasta el siglo XIX marcó con tanto énfasis la historia, hoy, hay una remarcación de ese carácter colonialista en el imperialismo yanqui y en el imperialismo que practican muchas potencias de Europa, sigue vigente el pensamiento de bolívar.
Es difícil aplastar un pensamiento de este tipo que esta tan identificado con la esencia humana que es la esencia de la justicia y de la solidaridad, en el caso de nuestro país a mi no me gusta hablar en el caso de Colombia porque es un despropósito hablar de la Nueva Granada como Colombia porque eso es contravenir el ideario del libertador. Bolívar cuando hablaba de Colombia hablaba de la idea integradora de la Nueva Granada, de Venezuela, de Ecuador en fin del hemisferio americano, pero tenemos que referirnos porque es una consecuencia ya de todos los hechos ocurridos a lo largo de la historia, aquí en nuestro país desde la academia desde el sistema educativo, en las escuelas, en los colegios en las universidades se ha tratado por un lado de cercenar las ideas emancipatorias de Bolívar si no de cercenarlas de ocultarlas o por lo menos de tergiversarlas y cuando se evoca al héroe montado en un pedestal de mármol es para dejarlo muerto y frío no para que sirva de ejemplo con las ideas que deben entrar a poner en marcha al pueblo en busca de sus reivindicaciones eso es lo que ocurre aquí, sin embargo ahí esta el pensamiento de Bolívar sentimentalmente no hay compatriota en esta parte del territorio americano que no lleve en su corazón a Bolívar esto para explicar que en el caso de las FARC- EP cada guerrillero primero ha sido sentimentalmente bolivariano, desde antes de ser guerrillero la gente viene con un afecto muy grande hacia la idea del padre de la Patria, entonces el primer acercamiento a Bolívar podría ser de tipo sentimental incluso informalmente bolivariano y las FARC que ha sido la construcción de un proyecto, la búsqueda de un camino para encontrar la libertad, ha planteado la idea de la segunda y definitiva independencia, cuando se dice eso se está invocando a la gesta independentista de Bolívar. Yo no podría decir que desde la fundación de las FARC en la fecha del 27 de mayo de 1964 esta organización formal y estructuralmente adoptó a Bolívar como su estrella y su guía, pero si sentimentalmente está ese aspecto en el corazón mas que en la conciencia de los combatientes aclarándote que la convicción comunista, en la mente de los dirigentes comunistas de la época, Bolívar está presente como guía y me refiero al caso de la gran reivindicación que hace Gilberto Vieira desde antes de la fundación de las FARC de la figura de la personalidad del genio del proyecto de Bolívar como una alternativa para los países de Nuestra América como una solución a todos los problemas que tiene
Nuestra América. Eso esta latente y no lo podemos perder de vista, es más el aporte teórico de Gilberto Vieira ayuda a esclarecer mucho esa contradicción que existía porque se decía que Marx había objetado a Bolívar. Teóricamente Marx objetó a Bolívar y es uno de los errores del Marx humano, haber desconocido a Bolívar, porque tuvo la posibilidad, las fuentes que le indicaran realmente quien era este personaje, sin embargo son los comunistas colombianos los que ayudan a esclarecer en gran medida porque Marx adopta esta posición, es decir, Marx adoptó una posición no marxista sobre Bolívar, una posición marxista es aquella que reivindica a este personaje como un luchador popular en busca de la justicia no sólo de los pueblos de Nuestra América sino de todo el mundo, yo creo que podríamos precisar que quizá desde los años 80 es cuando hay una decisión más enfática de integrar el pensamiento bolivariano, ya no de manera sentimental, ya no de manera afectiva, sino de manera racional y más consciente al acervo teórico que mueve a nuestra organización insurgente, y porque yo había dicho que los revolucionarios coincidimos donde quiera estén y el pensamiento revolucionario también coincide independientemente de la época y el lugar donde haya surgido, entonces con Bolívar nosotros estamos coincidiendo desde los albores de la organización, desde las épocas de Irco y de Chaparral que es donde se remonta el surgimiento de la organización armada comunista, desde esa época estamos coincidiendo en la práctica porque tenemos los mismos propósitos, nosotros estamos buscando la justicia, la igualdad, la libertad y esos elementos como antecedentes para la construcción de una verdadera democracia y esta para el establecimiento de una verdadera república popular, eso es lo que queremos y lo que hemos buscado, y en ese sentido, aún sin llamarnos estatutariamente bolivarianos, hemos tenido una práctica bolivariana.
En los años 80 de manera ya dirigida, el camarada Manuel que es un artífice fundamental en su ejército, en su pensamiento y en su acción y el camarada Jacobo Arenas comenzaron intensamente a difundir el pensamiento bolivariano en los documentos internos. Incluso en la época de los diálogos que se producen en la Uribe, en esa época hay algunos libros del camarada Jacobo Arenas referentes al proceso de paz y en algunos de ellos hay verdaderos compendios de las ideas principales del Libertador en todos los aspectos incluso del Bolívar constructor no sólo de naciones sino de Estados, el estadista, del Bolívar que tiene un concepto del poder, de cómo organizar la sociedad y como regir quienes y de que manera deben regir la conducción de esa sociedad.
Hay un personaje que no podemos omitir en su papel en su aporte que es el camarada Efraín Guzmán, ¿por qué lo menciono?, porque ya para la difusión en los Frentes el camarada Efraín Guzmán fue el primer comandante guerrillero que trajo maestros para que fueran de frente en frente difundiendo el pensamiento bolivariano, obviamente con la coordinación y aprobación del estado mayor central, porque esa es una decisión de toda la dirección, la de la difusión de un pensamiento que nos sirve para la acción. Repito, toda nuestra práctica como revolucionarios ha coincidido con Bolívar. Si entre revolucionarios coincidimos, entonces entre farianos, marxistas, leninistas tenemos que coincidir con el bolivarismo. Hoy podemos decir que teórica, conceptualmente y estatutariamente somos también bolivarianos. Eso está desde la Octava conferencia en el 93, nuestros estatutos señalan claramente que las FARC- EP son un ejército de acción político - militar, marxista-leninista y bolivariano, esto es muy lindo porque parece que fuimos primero en la práctica bolivarianos y es mejor que sea así.
Toda persona verdaderamente marxista, si el marxismo es un pensamiento humanista como en efecto lo es, concluye en que tiene que ser bolivariano cuando empieza a conocer esa genialidad totalmente entregada al bien social que tenía Bolívar porque este es un camino, el marxismo de interpretación y transformación acertado y cada realidad debe de tener una particular interpretación y deben haber acciones adecuadas a esa realidad. Para el caso de nuestra América en la primera independencia, la interpretación del mundo que asumió las penurias de esclavos de indios y de mestizos empobrecidos fue la bolivariana, entonces podríamos decir que esa es la mejor interpretación de nuestro medio que se aproxima a los problemas que hoy tenemos, si somos realmente marxistas tenemos que el bolivarismo es lo que nos va a ayudar a hacer una real interpretación del mundo y nos va a dar las herramientas para hacer una real transformación del mundo y eso es el marxismo leninismo, no una filosofía para la especulación y la reflexión si no una filosofía para la interpretación y transformación de la realidad, de igual manera el bolivarismo.
Si el bolivarismo nos habla de la construcción de una sociedad más humana, más justa necesariamente caemos en el marxismo. Es el marxismo - leninismo hoy la filosofía que busca el ideal más alto para los seres humanos y cree posible la conquista de ese ideal que es la construcción de una sociedad donde el hombre colabore mutuamente con el hombre, solidariamente es decir, la sociedad comunista. Ahí nos encontramos que bolivarismo y marxismo son fórmula que da por resultado una enorme potencia capaz de posibilitar las transformaciones que necesita el mundo para ser de todos y para todos, ambos son práctica de interpretación y transformación si son genuinamente asumidos.

¿Cuáles son los principales elementos que retoman del proyecto político y social de Simón Bolívar para la construcción de la Nueva Colombia?

Poder y Estado son categorías de tipo político que quizá no tienen en Bolívar la misma acepción que tienen hoy. En el caso del Estado podemos decir que es la expresión jurídica de todo lo que es la nación y la organización de esa misma nación, cuya expresión espiritual y de la conciencia, Bolívar lo define en la palabra Patria. Lo que es la patria en Bolívar es lo más sentido es lo que más esfuerzos afinca el libertador para su consolidación y estructuración, pero en la base y como columnas de todos estos conceptos hay uno principal y es la palabra pueblo. Toda la concepción política y social en Bolívar es en función del bienestar del pueblo, entonces de ahí pueden salir cualquier cantidad de conceptos: el de justicia, igualdad, libertad, democracia, república, poder, el de Estado y de nación.
Todos tienen una esencia y es el del bienestar, el de la máxima felicidad del pueblo. Gobierno casi lo identifica con Estado quizá no tiene la misma acepción en principio que el concepto de Estado que tiene el leninismo, para el leninismo el Estado es esa expresión jurídica, ese aparato que tienen las clases poderosas para oprimir a las clases más desfavorecidas aquí yo te decía que se asemeja a gobierno , pero como deber ser en Bolívar ese gobierno debe generar la mayor cantidad de felicidad posible para el pueblo, en últimas lo que es el Estado en el momento en que él esta luchando contra España tiene el mismo sentido que en Lenin, ese aparato contra el que esta luchando tiene que destruirlo y para eso construye un ejército es más la concepción de la guerra en Bolívar tiene que ver con esta concepción de Estado, el dijo que la guerra no es una opción que es un deber que hay que asumirla para poder acabar con toda esta opresión que ha generado España. Hay una frase muy importante que no podemos perder de vista en Bolívar que dice "todo hombre que pueda hacer un bien a la humanidad se convierte en delincuente si permanece ocioso", eso lo podemos engarzar con la idea que la guerra es un deber, eso está expreso desde el mismo manifiesto de Cartagena y así lo asume porque la guerra debe destruir esa máquina de opresión que es el imperio español para construir un nuevo andamiaje donde resplandezca la libertad.
Haciendo esta introducción podemos decir que el pueblo es el poder. De que manera se va a expresar puede haber diversas maneras, así de él debe venir el mandato para actuar en beneficio de las mayorías. Pero una cosa es ese poder elaborado, relativamente acabado, digo relativamente porque siempre está en posibilidad de mejorar, constituido en democracia que actúa resolviendo las necesidades materiales y espirituales con la participación directa de la mayor cantidad de gente y para toda la gente y que Bolívar lo ve posible no en la monarquía, no en la tiranía, si no en la república que es como un objetivo, la república democrática es uno de los objetivos más altruistas planteados por Bolívar pero una república, pero una cosa es eso y otra lo que como poder se puede constituir ajustado a las circunstancias que Bolívar esta viviendo en el momento, me explico, la república es el ideal de Bolívar un poder organizado como lo plantea en el Congreso de Angostura fundamentado en la igualdad de los hombres entre sí, entre los pueblos y dentro de cada ser en su conciencia, un poder fundamentado en la moral y en las luces y que por ello prioriza la abolición de la esclavitud, de la servidumbre, la distribución igualitaria de la propiedad y la universalización de la educación para construir la república virtuosa. El propio sistema se retroalimenta, perfeccionando más y más la participación e integración de más y más hombres libres pero llegar allí implica salir de la oscuridad que ha regado la misma esclavitud y servidumbre, ¿qué implica ello? enfrentarse desde dentro y fuera del ejército libertador a quienes se oponen al proyecto, es por eso que Bolívar tiene que asumir decisiones que no son parte del bolivarismo.
El pensamiento bolivariano es lo más acabado lo que tiene más permanencia y es el proyecto por el que lucha el libertador, entonces hay algunos aspectos que no son esencia de ese pensamiento sino acciones necesarias para defender cada paso de avance de su proyecto social, un ejemplo de eso es la dictadura, una dictadura democrática como la de 1817 con la que pudo consolidar el ejército que ascendió a Boyacá y dio nacimiento luego a la Gran Colombia desde Angostura, uno diría pero se convirtió en dictador, pero si no lo hace en ese momento no consolida, no unifica el ejército y si no unifica el ejército no hubiera podido sostener, mantener el gobierno provisional que forma cuando toma Angostura y si no hace eso no hubiera podido ni siquiera organizar el congreso de Angostura y no hubiese sido posible ascender hacia Boyacá y adelantar las gestas que posibilitaron proclamar la Gran Colombia. Hay decisiones de coyuntura que en la boca de cualquier distraido o de cualquier mal intencionado se pueden citar como acciones anti democráticas del Libertador. ¡Mentira!, es para consolidar los pasos de avance de una república democrática o una dictadura popular que defendía los intereses de los desfavorecidos cuando después de la convención de Ocaña la mezquindad santanderista prorrumpió para asestar el golpe de muerte al proyecto de la Gran Colombia ahí dicen ¡se convirtió en dictador!, mentira, aparte de ser el dictador había un consejo de Estado que tenía más facultades que él mismo y Bolívar señala el término en el que habrá elecciones para elegir el gobierno libre y democrático, asume eso para defender los intereses de los indígenas a los que querían mantener en servidumbre y a esos negros que querían mantener en esclavitud, de quienes habían quitado a España de su lugar para ponerse ellos como explotadores. Esos elementos hay que tomarlos en cuenta para hablar del poder que plantea Bolívar, el poder es el pueblo, de él deviene todo el mandato y ese poder hay que organizarlo en una república democrática, pero la república democrática sólo la pueden constituir hombres libres, no solamente libres de las cadenas de España en ese momento, libres de cualquier imperio, si no libres en su conciencia por eso tienen que ser hombres virtuosos. Hombres que salen de la oscuridad con la luz de la moral, con la luz de la educación la cuál el considera debe ser gratuita, debe ser una obligación un deber del estado brindársela a todos los ciudadanos a indios, negros, mestizos a blancos independientemente de cual sea su origen geográfico, de clase, racial y esto no es teoría solamente en la práctica hay muchos ejemplos que pueden sustentar, que pueden dar fuerza a esta argumentación del libertador.
Esta el papel del ejército pero en esa construcción de poder, el ejército juega un papel muy importante porque el ejército es el mismo pueblo, estamos hablando que el poder está apegado, asimilado, que el poder deviene del pueblo y el ejército es el pueblo en armas defendiedo las libertades ciudadanas es decir es ese pueblo organizado de una manera tal que pueda asumir la defensa de sus intereses más que con la fuerza de las armas o al lado de la fuerza de las armas con la justeza de sus razones con la virtuosidad que debe tener ese nuevo hombre que se genere en esa nueva república democrática entonces el ejército ahí como un factor que debe expresar la moral , la virtuosidad de ese pueblo , no como el ejército que tenemos hoy en día que esta totalmente apartado del interés y de las necesidades populares. Dentro de todo el conjunto de los organismos del pueblo que conducen a la sociedad, entonces hay otro factor importante y es de la unidad, a veces se plantea la dicotomía si va primero la unidad y de ella va a salir la libertad y resulta que esos son elementos que van interactuando al mismo tiempo que se va generando libertad se va consolidando y solidificando la unidad, eso en la práctica nosotros lo podemos ver cuando Bolívar liberada parte de Venezuela y la Nueva Granada unifica ese esfuerzo para seguir liberando para salir hacia a Carabobo y liberado eso crece más la unidad y parte hacia el sur y así sucesivamente, cada paso de libertad es un paso para consolidar la unidad y cada paso de unidad es un paso que da fe y garantía de libertad eso está integrado y la unidad se plantea incluso en esa concepción tradicional liberal que hay de la tridivisión del poder en ejecutivo, legislativo, judicial el no habla de la tri división del poder si no de la complementación de esas ramas del poder, de una complementación que genera una unidad dentro de la que debe estar también el poder moral, ya hablamos del poder moral como un elemento que ayuda a la multiplicación de la virtuosidad del pueblo un poder que en la práctica entra en la garantía de los más débiles un poder, de los que quizá no están en la arregentación directa o en la ejecución de las decisiones de ese poder.
En el asunto de la unidad que es esencia también del poder, la concepción bolivariana de unidad es revolucionaria para aquella época y para esta, para aquella las Alianzas que se hacían entre naciones del mundo era para oprimir por ejemplo la santa Alianza ¿a quién buscaba liberar? A nadie lo que buscaba era restablecer las colonias de los imperios del mundo, la Unión americana que comenzaba a surgir con mucha fuerza Estados Unidos de América surgía ya con la idea de avasallar a muchas partes del mundo y principalmente a las naciones que rompían las cadenas con el colonialismo español la unidad que plantea Bolívar es una unidad fundamentada en la solidaridad, en la cooperación entre las naciones que ninguna se planteé más poderosa que otra si no todas en ayuda en colaboración, no para generar un eje de poder que se impusiera sobre los demás si no que se colocara a la par para ir colocando el ejemplo de igualdad, esto es necesario decirlo porque es una idea que se convierte en una necesidad en este momento en que la unipolaridad yanqui, amenaza con aplastar cualquier otra posibilidad de construcción de sociedad en el mundo con esa idea del aplastamiento de las iniciativas de autonomía.

Asumir ese ideario de unidad de Bolívar, ¿qué es lo que quiere decir?

Es que todas las naciones de Nuestra América puedan hacer un esfuerzo común de solidaridad en todos los campos, con un parámetro de igualdad entre esas naciones para que como una sola potencia puedan enfrentar los abusos del imperialismo, y no solamente es para hacer la defensa de la libre determinación de los pueblos de la opción de construir una sociedad justa para toda la humanidad si no que se pueda hacer una avanzada como eje de poder, de construcción de una nueva alternativa para todo el universo, para todo el mundo porque no solamente en nuestra América se está padeciendo los abusos del imperialismo eso es igual en Europa, en Asia, en África o en cualquier otra latitud de la tierra, entonces, hoy más que nunca frente a esa arremetida criminal del imperialismo cobra vigencia el ideario bolivariano de unidad.
Unidad no es una palabra escueta, unidad para ejercer la solidaridad, la defensa, unidad para tender la mano a quienes también necesiten elaborar una ruta de construcción de una nueva sociedad, uno oye que otro mundo es posible, claro es posible, pero si no nos unimos en torno a la solidaridad eso no va a ser posible yo creo que si hay una decisión hoy que se unifiquen las naciones del mundo que estén en contra de la explotación, de la multiplicación del hambre y de la miseria de los pueblos, hay identidad en que se cree un nuevo esfuerzo porque se de la unidad que le ponga freno al imperialismo.

Las FARC-EP concretamente como materializan esto, ¿cómo lo piensan realizar en la Nueva Colombia?

De diversas maneras. Una de ellas es como lo estamos haciendo, con la construcción del Ejército del Pueblo, que es un ejército bolivariano dentro del cual buscamos y creo que lo estamos logrando crear una potencia, una organización con planteamientos teóricos, pero también con fuerza capaz de llevar adelante una lucha que sea capaz de combatir a los que se oponen en la construcción de la justicia. Esa es un manera, el hecho de esforzarnos por construir el ejército bolivariano es una manera de asumir a Bolívar, porque él no es sólo teoría si no práctica, es un verdadero maestro de energía. Decíamos que a Bolívar lo hemos asumido primero de manera práctica y después hemos llegado a las conceptualizaciones y a la teoría. De todos los elementos que integran el bolivarismo cuando digo que primero lo asumimos de manera práctica ya el hecho de que en la conciencia de los combatientes este arraigada, sembrada esa idea de la justicia, la igualdad, la libertad, la democracia son propósitos prioritarios por los cuáles estamos dispuestos a dar la vida, eso es una forma de asumir el bolivarismo, hay otras muchas otras formas la construcción del movimiento bolivariano para que no solamente los hombres en armas, la gente de las barriadas comunidades indígenas y negras la gente del movimiento agrario, bueno de todos los sectores de la sociedad que participen se expresen en torno como quieren que se construya la nueva Colombia es una manera de asumir a Bolívar. Hay un aspecto principal que hay que retomar de Bolívar por una parte es la unidad, nosotros queremos la unidad de todos los sectores sociales para cambiar la estructura de poder injusta que hay en Colombia, el otro elemento es la democracia, la búsqueda, la construcción de ella para el desarrollo del proyecto de las FARC, si bien nosotros somos una organización político - militar, aquí lo que se ejecuta es lo que nosotros recogemos del querer de las comunidades, nuestro plan de lucha, nuestro plan estratégico, nuestro programa de construcción de una nueva sociedad se hace tomando en cuenta las necesidades de las comunidades, se escuchan las necesidades a través de los diferentes canales de la clandestinidad que existen entre el pueblo en general y el pueblo en armas que somos nosotros. Hay otra manera también, nosotros tenemos un proyecto de estado y de organización de la sociedad, nosotros aspiramos a lado del pueblo a tomarnos el poder, y el poder va en coincidencia con esa concepción bolivariana que la ejecución de las decisiones de ese poder deben ser acordes a lo que el pueblo quiera a lo que el pueblo deseé y así lo tenemos concebido, en principio quizá toque asumir una dictadura y el ejército revolucionario tiene que tomar muchas decisiones mientras se logra neutralizar a los herederos del santanderismo que no quieren que aquí en Colombia deje de haber servilismo, esclavitud, miseria, desempleo.
En Colombia más del 55% de la población vive en condiciones de miseria, de miseria degradante y hay quienes no están dispuestos a compartir las riquezas que sacan del suelo colombiano y del sudor y la sangre, hay que neutralizarla por la vía de las armas porque ellos se mantienen en el poder utilizando los más deplorables, los más sanguinarios métodos de represión con las armas , el militarismo, el paramilitarismo, la guerra sucia es lo que caracteriza el ejercicio del poder en las clases económicamente fuertes de aquí de Colombia.
Esto que estoy diciendo no se logra de la noche a la mañana hay que hacer todo un esfuerzo organizativo de educación, de acción con las masas nosotros decimos que el pueblo es el que debe lograr todas estas transformaciones y lograr estos propósitos, nosotros somos parte del pueblo, porque el pueblo, una palabra lanzada así en general no creo que logre nada no es el pueblo como expresión si no como realidad y no visto como montonera si no valiéndonos de todas las capacidades de todas las potencialidades que hay en el pueblo, él tiene capacidades, formas de organizar. Las FARC ha sido una de sus creaciones, las FARC no es algo aparte del pueblo como una cosa etérea es una creación de hijos del pueblo que se han organizado para lograr las reivindicaciones que están dentro del seno de ese pueblo.
Se ha organizado la estructura guerrillera, la miliciana, del partido clandestino y del movimiento bolivariano y dentro de todas ellas hay una formación marxista - leninista pero también bolivariana, en la formación de los cuadros, de los dirigentes, desde los más altos conductores hasta los guerrilleros recién ingresados reciben la formación bolivariana en las escuelas de formación tanto de la guerrilla, la milicia, el partido y el movimiento bolivariano esta integrada la cátedra bolivariana que quisiéramos esto no sólo en la formación nuestra como revolucionarios si no en la formación de todos los hijos de América, eso es lo que nosotros quisiéramos y es una lucha que estamos adelantando y creemos que es una lucha en la que deben participar todos los jóvenes y todos los luchadores de Colombia, todos los luchadores de Nuestra América que el pensamiento bolivariano, que la cátedra bolivariana se difunda en las escuelas, colegios, universidades y en las calles, en los sindicatos, en las barriadas que es una forma de darle elementos herramientas de lucha a cada uno de los compatriotas americanos, esa formación nosotros la damos aquí y tratamos que a través nuestro por diversos conductos llegue también a las barriadas a los jóvenes , nosotros producimos documentos, música porque tratamos que esa concepción bolivariana se arraigue desde muy adentro de la parte más profunda de la conciencia y del espíritu por eso se deben escuchar las canciones que hablan de lucha, de conciencia, de amor, en ellas está el ideal bolivariano, las ideas y pensamientos que tienen que ver con todas las facetas de la vida humana y dentro de esos elementos que recogemos y que llevamos a la práctica quizá uno de los más bonitos es el de la solidaridad, nosotros no solamente somos solidarios entre nosotros, si no que la solidaridad la hacemos con todo el que podemos, la lucha misma nuestra es un acto de solidaridad y debe entenderse así, si hay una disposición de entregar la vida de morir por el otro, por nuestros hermanos de patria, de pobreza, de miseria, debe entenderse como un acto bolivariano de solidaridad y la solidaridad nuestra es con todos los pueblos del mundo, no podemos estar presentes en Ecuador, en Perú, en Argentina, en las luchas de los haitianos, de los dominicanos pero nuestro corazón esta ahí. Cada lucha que nosotros realizamos en las montañas, en las llanuras es una lucha que la hacemos pensando en cada uno de los compatriotas en cada uno de los hijos de la Patria Grande, de esa patria americana porque al fin y al cabo como dijo Martí "todos somos hijos de su espada", en eso estamos. La manera de brindar nuestra solidaridad es en la lucha, lo que hagamos por nosotros lo hacemos por todos y de igual manera sentimos que lo que los demás pueblos hacen por sus luchas, lo sentimos, es en solidaridad con el pueblo colombiano. Ahí también somos bolivarianos, ocurre como en ese símil que hacia Bolívar que América es como un gran tambor que cuando lo suenan en una parte del parche resuena en todo el continente, esperamos que en esta parte del tambor el golpe que se este dando sea tan fuerte que se escuche no sólo dentro del continente si no también fuera de él. Es una actitud antiimperialista el parche suena y cuando suena, suena contra la forma mas degradante de explotación que es el imperialismo y está en cabeza fundamentalmente no del pueblo de los Estados Unidos si no del gobierno de los Estados Unidos de América. Ojalá el pueblo norteamericano, el pueblo estadounidense también comience a ayudarnos a sonar el parche para que se de la libertad de todo el continente.

¿Díganos cuál es la relación entre el Ejército del Pueblo que vienen construyendo las FARC y el ejército libertador de Bolívar?

Nosotros somos el Ejército del Pueblo porque la lucha que adelantamos como organización militar obedece a los intereses de los sectores mayoritarios desfavorecidos de Colombia, es decir nosotros luchamos por los desempleados, por las amas de casa que viven en la miseria por toda esa juventud que no tiene oportunidades de estudio, de trabajo, de progresar, de desarrollarse como personas, en fin por la mayoría de la población, así era también el ejército del libertador. Era pueblo organizado en armas como lo somos nosotros buscando en su época, generar la conquista de las reivindicaciones fundamentales de la mayoría, abolir la servidumbre, la esclavitud, abolir todas las discriminaciones que había sobre los sectores mestizos empobrecidos, sobre toda la población no española que de alguna manera era marginada.
Ahora como pueblo en armas así como el ejército de Bolívar, nuestra estructura militar esta integrada básicamente por personas que vienen de la clase social oprimida. Aquí el grueso de los componentes del ejército revolucionario son hijos de los sectores más humildes, más oprimidos de la población colombiana. Esas son unas comparaciones sencillas que podríamos complementarlas diciendo que hay algo en lo que encontramos coincidencia plena y es en la concepción que mueve a estos dos ejércitos.
Para Bolívar el ejército debía ser un componente moral fundamental, debe ser como la conciencia del pueblo, ese pueblo organizado formado en la virtud, en las luces de los conceptos patriotas más profundos debía marcar la pauta, el ejemplo del comportamiento en la sociedad. Nosotros consideramos lo mismo, el pueblo en la medida en que se va organizando en el ejército revolucionario es cuando menos se debe desvincular del conjunto de la sociedad, es cuando más debe asir, agarrar las reivindicaciones, los planteamientos, las opiniones, los puntos de vista generales que tiene esa sociedad sobre el rumbo que quiere tomar para su desarrollo.
Cuando nosotros hablamos de ejército dentro de una concepción bolivariana tenemos que hablar del proyecto social, en esa concepción, el concepto de ejército esta totalmente ligado al proyecto social. Para la época de Bolívar el proyecto donde imperara la justicia la igualdad, la libertad , la posibilidad de construir democracia y dentro de esa perspectiva construir una república popular solamente se podía lograr si se luchaba porque había un elemento que no lo iba a permitir y era la opresión de España, una opresión que se hacia con un fuerte aparato militar entonces en ese momento Bolívar entiende que la guerra se impone más que como una opción como un deber y el deber lo colocaba en términos de que quién no actuaba era un delincuente, se colocaba también del lado de los opresores en ese sentido no comparte la neutralidad, debe haber acción revolucionaria para reivindicar los intereses del conjunto de la sociedad a costa de la vida misma de cada quien.
Hoy en día yo creo que eso debe mirarse así, quien no asuma el deber de empuñar la espada para buscar la justicia, quien no asuma el deber de luchar donde haya pueblos esclavos para defenderlos es tan delincuente como el que oprime. Eso obliga que si así se concibe la forma de romper las cadenas que afligen a una sociedad, si se define que la guerra es una opción esa guerra de todo el pueblo como una opción de legítima defensa y además como posibilidad de encontrar la libertad, eso implica que el proyecto de sociedad está ligado a la construcción de un aparato que pueda contrarrestar la fuerza enemiga, eso tiene que ver con las vías y las formas de la lucha, una lucha que para el momento veía Bolívar como única posibilidad en tanto que se cerraban todas las otras opciones políticas con el terror de España, era con la construcción de un ejército. Hoy en día también. En la medida en que se han cerrado las posibilidades de diálogo con el adversario, en la medida en que millones y millones de personas cada vez son más reprimidas, cada vez son más explotadas, torturadas, acalladas, asesinadas para que no se levanten contra el establecimiento en la medida en que se cierran los espacios pacíficos de encontrar salidas a las contradicciones entonces se convierte en un deber asumir la lucha armada y participar de la construcción de un ejército revolucionario que luche por las reivindicaciones populares, es decir de un ejército del pueblo.
Esas concepciones en coincidencia nos colocan en la situación a las FARC de ser hoy una encarnación del ejército bolivariano, del ejército libertador. Hoy, esa concepción bolivariana guarda vigencia. Por ello la lucha armada que adelanta el movimiento guerrillero tiene plena vigencia, la vigencia lo demuestra el recorrido de la historia, la opción cruenta de solución la ha impuesto la misma oligarquía. Hace muchos años fueron cerradas las vías pacíficas, se ha insistido en que se restablezcan pero tenemos un ejemplo muy reciente que nos indica hasta donde va la perversidad de la oligarquía y es el caso de la Unión Patriótica que fue aniquilada, más de cuatro mil dirigentes y militantes fueron ejecutados no por fuerzas obscuras como tradicionalmente dicen los medios de comunicación, fue acción del Estado de sus aparatos militares y paramilitares porque hay una realidad que no la puede ocultar nadie y es que de los diferentes batallones, de las diferentes sedes de brigadas, divisiones, en fin de los diferentes sectores donde estaban las tropas militares salían los sicarios, los asesinos que iban a causar la muerte a los militantes de la Unión Patriótica y a todo aquel que levanta la voz contra la represión del régimen eso no ha cesado.
Lo que pasa es que ahora esta más acallado en los medios de comunicación, pero eso continua así, no solamente utilizando las balas, si no procedimientos tan macabros como las motosierras para descuartizar y decapitar a las víctimas que en 100 por ciento son personas que vienen de los sectores más humildes de la población. Quiere decir eso que el ejército actual que de labios para afuera muchas veces habla de ser herencia bolivariana, en nada tiene que ver con el legado del libertador, porque si Bolívar hablaba de un proyecto social que había que construirlo con una fuerza organizada para arrebatarlo de las manos de quienes lo habían usurpado, esa lucha de ese ejército debía ser limpia, con decoro, con dignidad atendiendo a las leyes mismas de la guerra muy a pesar de la guerra a muerte declarada en respuesta al terror de España.
Si Bolívar pensaba que el ejército tenía que ser la conciencia moral, y debía ser lo más excelso de ese pueblo organizado para defender como pueblo en armas los intereses de la sociedad, eso es totalmente contrario en la concepción actual del ejército oficial de Colombia que está diseñado en estructura y conciencia a partir de la doctrina de la Seguridad Nacional, que es una doctrina impuesta por el imperialismo norteamericano, que parte de la idea que en el pueblo está el enemigo, por lo tanto los fusiles y no solamente los fusiles, las motosierras del Estado están actuando en contra de la población que se levanta cuando no tiene el pan en su boca, cuando no tiene la posibilidad de educación, es decir el acceso a los medios más elementales que debe tener cualquier población en cualquier parte del mundo.
Nosotros nos oponemos a esa antítesis de ejército bolivariano que esta construida dentro del ejército oficial y en oposición a esa antítesis vamos construyendo lo que debe ser un verdadero ejército bolivariano que es aquel que sale del pueblo, se organiza de acuerdo a sus intereses y que lucha hasta la muerte por sus reivindicaciones. Jamás apuntamos hacia abajo, jamás apuntamos contra nuestros hermanos de clase, jamás apuntamos contra quienes deben por herencia justa acceder a esa libertad que procuró darnos Simón Bolívar en el periodo de la primera independencia.
La independencia definitivamente fue echada al traste por los herederos del santanderismo que desde las altas esferas de la oligarquía lo que hicieron fue desplazar a España y en otras latitudes desplazar a Europa para seguir ellos beneficiándose de la explotación de los oprimidos. Hoy tiene plena vigencia la idea de acabar con esos regímenes de opresión que usurparon el poder al pueblo luego de la muerte del libertador.
Nosotros insistimos que un ejército verdaderamente bolivariano debe ser patriota y que en ese sentido no debe haber un nacionalismo chovinista y se debe buscar la integración, se debe mirar a todos los habitantes de nuestra América como hijos de una misma espada, como hijos de una misma patria y que en tal sentido el ejército debe ser un factor fundamental de unidad, pero no una unidad para oprimir, como ocurre con algunas de las alianzas militares que ha impuesto el imperialismo en América Latina y el Caribe, consideramos que esa es una posición muy fuerte de las FARC, que esas alianzas militares que están construidas hoy bajo la égida del militarismo deben cesar que la influencia de la doctrina de la seguridad nacional a partir de la cual se han dado planes de opresión y de exterminio como el plan LASO y actualmente el Plan Colombia eso debe cesar porque atenta contra la libre determinación de los pueblos, la dignidad de los pueblos, atenta contra la soberanía y lo que hace es arrodillar a estas naciones y lamerle las botas al imperialismo yanqui.

Miren hasta donde ha llegado la entrega y la degradación del ejército de Colombia que no actúa sólo como ejército cipayo del imperialismo en los planes que acabo de mencionar, si no que en algunas ocasiones ha salido del mismo país para actuar como sirviente oficiosamente de los yanquis como ocurrió con el ejército colombiano en Corea, actuó también como fuerza de intervención e invasión y luego en Colombia vino a adelantar la represión contra los campesinos de Villarrica, así ha sido la historia, es el ejército que en Marquetalia actuó contra el movimiento agrario de esa región del sur del Tolima, es el ejército que asesinó a los estudiantes del 8 de junio de 1929 y posteriormente a los del 8 y 9 de junio de 1954, es el que masacró a los trabajadores bananeros en la plaza de Ciénega en 1928, es el ejército que le lustra las botas en cada una de las bases militares que tiene Estados Unidos no solamente en este territorio sino en diversos territorios de nuestra América. Hoy no hay continuación del ideario bolivariano en ninguno de los ejércitos de América Latina y el Caribe con excepción de Cuba, que es un ejército que esta construido en la concepción martiana, que es la misma concepción bolivariana y recuerden que José Martí dijo que "Bolívar es su padre espiritual" y en el caso de Venezuela que se trata de un ejército que bajo la conducción de Hugo Chávez Fías en gran medida está retomando esa senda que nosotros estamos señalando como la senda correcta, que es lo que es ver a un ejército con las armas empuñadas, como pueblo en armas defendiendo las libertades ciudadanas en cada uno de los países de este continente. Creo que comienzan a aparecer semillas de manera alterna a los ejércitos opresores, semillas en los movimientos insurgentes de lo que es el verdadero ejército del libertador , así entendemos que esta ocurriendo en Colombia particularmente en el caso de las FARC-EP.
Así las cosas estamos hablando de la creación a la luz del bolivarismo de unos nuevos ejércitos, de nuevo tipo que ante todo están en contra del terrorismo de Estado, de ese terrorismo que se ejerce a través de los aparatos que han creado las clases en el poder y que tienen el descaro de decir que están concebidos con posiciones patrióticas. Entonces el ejército de nuevo tipo a la luz del bolivarismo, es un ejército creador de conciencia patriótica e internacionalista no es la pequeña patria parcelaria si no la patria Americana en el sentido en el que lo decía Bolívar. Nuestra patria es América, y América es la esperanza del universo para ahí incluir el concepto de solidaridad, cooperación de ayuda fraternal de todos los pueblos ese es el desarrollo del internacionalismo más profundo, más humanitario que se pretendió construir luego de la batalla de Boyacá cuando se proclama la gran Colombia.
La Gran Colombia era eso, era ir dando los pasos que conducían a la unificación hemisférica que era un paso antecedente a la unificación de los pueblos del mundo como en una gran nación como una república planetaria, es una concepción ambiciosa pero muy humanista, la gran Colombia podíamos enmarcarla dentro de los avances más importantes del desarrollo del humanismo bolivariano.
Así entonces, los ejércitos aparecen como herramientas de los pueblos, herramientas de lucha que se van convirtiendo en afluentes de un mismo océano, el océano de la humanidad no se trata de herramientas para reivindicar causas nacionalistas en sentidos pequeños sino en esa concepción grande de la unificación planetaria.
El ejército bolivariano, el del nuevo tipo que es el que se procura, el que estamos creando en las FARC-EP es un ejército embebido de una inmensa moral revolucionaria, es un ejército cuya característica primordial no se la da el armamento si no la conciencia eso es lo que arma en primer lugar al ejército revolucionario bolivariano en las FARC. Su fortaleza no son las ametralladoras, los fusiles, los aviones eso cuenta, pero más que eso lo que cuenta es el proyecto de lucha de construcción de una sociedad justa y la conciencia, la fuerza empeñada de manera plena en ese propósito, eso nos diferencia de cualquier banda de malhechores, incluso de cualquier ejército por poderoso que sea en el mundo si lo que tiene por delante es el proyecto de la opresión como ocurre con el ejército imperialista yanqui.
Podríamos concluir diciendo que en Bolívar el ejército es condición para la creación de un nuevo orden social, es la organización política es como el partido del pueblo en ese propósito de organizar a los hombres su conciencia, su fuerza en procura del proyecto de la sociedad justa igualitaria por la que siempre lucho, lo mismo ocurre en las FARC-EP.
Por eso cuando Bolívar muere quienes se oponen al proyecto justo de sociedad que planteaba Bolívar lo primero que hacen es destruir al ejército, fusilar o desterrar a los mejores oficiales a los que tenían de manera más claro el planteamiento bolivariano. Lo mismo ocurre también con nosotros. El gobierno y el imperialismo procuran desprestigiar a las FARC-EP, a la insurgencia en general, con el fin de acabarnos y con ello acabar con una posibilidad, quizá la posibilidad más clara que el pueblo tiene de conquistar la paz con justicia social.

Bolívar hace énfasis en la emancipación y la cultura y esto lo refleja mucho en lo que él llamó moral y luces. ¿Nos puede hablar de la moral y luces y que es lo que retoman las FARC-EP de esto?

Lo del tema de la educación es uno de los aspectos centrales de Bolívar, desde siempre, desde el principio, pero podríamos decir que en el proyecto constitucional de Angostura es en el que más insiste en la necesidad de la educación para darle moral y luces a los pueblos de estas naciones que comenzaban a saborear el manjar de la libertad o mejor a elaborar ese manjar, porque la libertad esta aún por construirse.
Yo había dicho hace un momento que cuando bolívar habla sobre la libertad no se refería a romper sólo las cadenas con España si no a soltar las amarras de la conciencia y la educación, precisamente tiene que ver con esto. Él decía que no bastaba con liberarse de España si no que había de liberarse de todo este oscurantismo que había dejado la servidumbre y la esclavitud impuestos por España, entonces el proyecto de educación y de cultura que son un mismo conjunto en el pensamiento de Bolívar porque él mira lo de la cultura como un conjunto de acontecimientos organizados, devenidos del mismo seno del pueblo para retroalimentarlo y la educación como un sistema organizado para reproducir el conocimiento en todo el conjunto de la sociedad, eso que es un mismo conjunto lo plantea identificado con la libertad.
La razón del ser del proyecto cultural y educativo es la conquista y el mejoramiento de la libertad, es una educación para la libertad en el proyecto de Angostura, Bolívar decía que un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción y agregaba que la ambición, la intriga abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico, civil adoptan como realidades las que son puras ilusiones toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia. Un hombre ignorante, un hombre sin estudio entonces es para Bolívar, un ser incompleto. A partir de este planteamiento es que dice que la educación es una necesidad para todo el pueblo y que el deber del Estado es difundirla, universalizarla y por eso debía ser una educación pública, gratuita y cualificada. Bolívar se refiere hasta el pénsum, las materias que se deben de utilizar para la enseñanza y obvio cuando habla de la cultura, habla de la literatura, de la poesía, de las danzas, del baile, todos estos son elementos que deben cultivarse en el hombre porque la formación, la instrucción, la cultura que hacen parte de la formación del hombre deben ocupar tanto el campo material como el campo espiritual.
En ese sentido la preocupación de Bolívar no esta como todas las acciones de Bolívar no están solamente en el campo de la teoría si no en el campo de la práctica, por eso en Bolívar podemos recordar hechos muy trascendentales como que después de haber asimilado, analizado, estudiado procedimientos  diversos como el de Rousseau, Bentham, Lancaster se inclina por este último el de la educación mutua que el decía que en la medida en que un estudiante iba aprendiendo de un maestro ese mismo estudiante tenía que ir enseñándole a otro y a otro, así multiplicar hasta universalizar esa educación. De ahí su idea de que un maestro podía servir para mil alumnos y en un momento en que el analfabetismo imperaba, en momentos en que España jamás se había preocupado por la educación de los avasallados es una concepción revolucionaria y procura que los cambios que hayan de darse se dieran de manera inmediata, por eso invitaba a Lancaster a Caracas para que llevara el desarrollo de su metodología.
Dentro de las prácticas de Bolívar para difundir la educación, del conocimiento nosotros vemos a un Bolívar fundador de muchas universidades para poner un ejemplo el caso de la universidad de Cartagena es una universidad fundada por Bolívar y la adecuación, la cualificación de la misma universidad de Caracas es obra de Bolívar y no solamente eso. En el año de 1821 incautó los conventos, muchos de los conventos menores, para que sirvieran de escenario donde se daría la instrucción pública. Son hechos que parecen sencillos pero son significativos en lo que es la concepción bolivariana de la educación o lo que ocurrió en 1827 cuando en Bogotá escribe aquel decreto donde hablaba de las materias y entre ellas las lenguas que debía aprender quien accediera al sistema de educación y reivindicando la cultura de los indígenas él habla de la necesidad de enseñar la lengua quechua, que incluso hoy por hoy es una de las lenguas aborígenes más habladas de nuestra América. Se trataba no solamente de aprenderla para entender al indígena en la cotidianidad, si no para entender toda la historia, los sentimientos, la conciencia misma de América que esta entrañada en las raíces de esas comunidades aborígenes de nuestra América. Podríamos hablar que el proyecto de educación y de cultura tenía integrado el factor de unidad, Bolívar planteaba que cualquier proceso de formación cultural, educativa o de instrucción debía tomar en cuenta la integración de los pueblos, de las razas, de los sexos, eso lo podemos ver en el proyecto de Chuquisaca para el cual contó con el valioso aporte de ese filósofo y humanista que fue Simón Rodríguez, adelantan ese proyecto innovador que pretendía en la práctica borrar esos hábitos y costumbres que de manera enfática estaban presentes en esos sectores de la alta sociedad que heredaban del poder de España y que una vez rotas las cadenas con el imperio de ultramar no querían que el indio se integrara con el negro, con el mestizo, que los ricos se integraran con los pobres y Bolívar manda al traste eso y dice ¡no! en una misma escuela van a estudiar indios, negros, blancos, no importa la condición de raza, no importa la condición de sexo y la educación que es para la búsqueda de la libertad debe desarrollarse en condiciones de libertad, por eso era que Bolívar objetaba a los maestros que tuvieran el carácter de tiranos, que utilizaran el azote o utilizando el temor como factores de disuasión para los estudiantes. Yo creo que estos ejemplos que narramos nos indican que tipo de hombre era el que quería Bolívar para nuestra América, un hombre formado, instruido no solamente en la universalidad de los conocimientos si no con profundos, valores, sentimientos apegados a su tierra a sus tradiciones más ricas y más valorables, un hombre que tuviera presente que siempre debería de estar en disposición de entregarse y entregarlo todo, aquí esta presente la idea de la solidaridad como un aspecto fundamental en la idea de educación, eso lo retomamos también las FARC para nuestro proyecto de lucha, internamente siempre en la educación tratamos que dentro de las limitaciones que tenemos estos conceptos de la libertad para la formación, la formación de un combatiente que siembre dentro de su conciencia los conceptos humanistas de la dignidad, del decoro, del honor, de la solidaridad, del patriotismo estén presentes. Todo esto implica que cualquier proyecto que internamente o para el exterior organicemos debe incluir el conocimiento de nuestra historia.
La difusión del pensamiento bolivariano tiene para nosotros esa importancia, que se conozca cual es la verdadera historia de estos pueblos, que ha sido una historia por salir adelante tratando de enfrentarse a todos los obstáculos que imponen quienes pretenden mantener la explotación, así entonces esa idea de la existir como el deber ser de la libertad debe estar siempre apegado a un ideal y es el ideal de la emancipación espiritual y material del pueblo, eso quiere decir que en la instrucción y en la educación no solamente deben estar presentes elementos de academia, deben estar presentes elementos que devengan de los valores más sentidos, más elevados de la sociedad, de la familia, de la vida y esto debe ir alimentando otro concepto que es el de la democracia.
La educación tiene que ayudar a construir el proyecto de democracia, una democracia llena de pueblo, parece reiterativo una democracia llena de pueblo, pero vale la pena decirlo en este continente insistentemente se habla de países que tienen democracia pero resulta que el pueblo siempre ha estado ausente de esas "democracias" uno de los aspectos principales que debe tener como propósito es ayudar a construir la democracia que es la participación consciente del pueblo en los rumbos, en los destinos de la sociedad. Las FARC, en la medida en que va construyendo los diversos frentes de masas, procura que cada amigo, compañero, cada militante asuma estas ideas de las que estamos hablando ahora. Por ejemplo en el caso del movimiento estudiantil procuramos que al lado de ellos, dentro de las universidades se abra el debate cuando se habla de la autonomía universitaria que es algo que esta ausente de la educación superior colombiana y se comience a luchar por la implementación de la idea de la universidad como campus de la democracia, que en la medida en que la universidad es un espacio para la divulgación, multiplicación y la cualificación del conocimiento quienes están en esa práctica puedan definir los rumbos al menos de la propia universidad y ese es un concepto bolivariano y un ejemplo práctico de lo que las FARC hace para poner también ha marchar a Bolívar en cada uno de los espacios de la sociedad donde desarrollamos nuestro accionar, nuestra lucha.

Las FARC-EP lanzó el Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia. ¿Díganos cómo nace, cuál es su importancia política y cómo ha respondido el pueblo a esta propuesta de las FARC?

El Movimiento Bolivariano tiene como fecha de surgimiento la del 29 de abril del año 2000, esta es una fecha que se toma porque ese día se hace el lanzamiento de este frente donde confluyen miles y miles de luchadores que quieren un cambio para Colombia. Recuerdo la manifestación vívida, la manifestación con mucho colorido de personas con ropas raídas algunos descalzos de gente venida de muchas latitudes, no de todo el país, del sur del país porque el gobierno impidió la llegada de personal de otras partes de Colombia. Pero a pesar de eso es el único movimiento clandestino que ha sido lanzado con más de 30 mil personas presentes en el lanzamiento, pero esto ha sido producto de una búsqueda de una necesidad que quiero decir que el apoyo de las FARC crece más, más y más, y la gente exige espacios de participación dentro de las FARC y claro la militancia fariana en filas es militancia guerrillera hombres bajo disposición y mando de una dirección las 24 horas del día, pero hay gente que no solamente está en posibilidades de participar como un soldado de la revolución dentro una estructura militar, hay gente que tiene familia y no la puede dejar pero quiere participar de alguna manera en procedimientos de tipo militar y por eso creamos la milicia, hay gente que milita con nuestras ideas políticas, comunistas y por eso se ha creado el Partido Comunista Colombiano Clandestino el cual esta integrado por las FARC, por la milicia y gente que no esta en armas pero conspira, que organiza esperando que se de el levantamiento insurreccional que el pueblo tome el poder que se lo arrebate a esa oligarquía que lo ha usurpado y que lo mantiene a las malas en sus manos, pero más allá de la gente que comparte las concepciones marxistas. Leninistas, comunistas y esa disciplina y ese tipo de compromiso militante hay gente que no es comunista y que quiere un cambio para Colombia y es gente que quiere a las FARC, que quiere contribuir en el proceso revolucionario y que por muchos años nos han planteado en participar organizadamente sin que haya peligro para sus vidas, por que ya gente de este tipo estuvo organizado en la Unión Patriótica, cuando en el proceso de paz de los años 80, en los diálogos de la Uribe como una iniciativa de las FARC surgió este movimiento amplio de masas. En ese momento miles y miles de personas participaron en este movimiento que nosotros llamamos la apertura democrática aun entendiendo que había alguna posibilidad mediante el diálogo y la concertación que se diera la participación de las comunidades oprimidas y desfavorecidas de Colombia en la definición de los destinos de la sociedad.
¿Cuál fue la respuesta a ese proyecto? la respuesta fue el asesinato, las desapariciones, las torturas, el encarcelamiento, el aniquilamiento de la Unión Patriótica que fue exterminada por el Estado. La Unión Patriótica se extinguió. Más de cuatro mil de sus militantes y dirigentes fueron asesinados y luego el Estado le quitó la personaría jurídica. Hoy en día pretenden hacer un vulgar negocio donde dando unos cuantos pesos a los familiares de las víctimas para que entren a una situación de perdón y olvido. Frente a esta experiencia histórica las FARC y mirando el ascenso de la lucha revolucionaria en Colombia, el ascenso de la inconformidad frente a las injusticias del Estado, la necesidad que tiene la gente de luchar y vincularse organizadamente a un proyecto, presentó la idea de un Movimiento Bolivariano ya antes, después de la séptima conferencia de las FARC, nuestro movimiento, sobre todo en cabeza del comandante Jacobo Arenas, habló de la reunión bolivariana del pueblo que era la integración de mucha gente independientemente de su posición política, ideológica, religiosa, pero que quisiera confluir en un proyecto de cambio para el país podía vincularse diciendo simplemente yo soy bolivariano y me comprometo como bolivariana. Jacobo Arenas hablaba de un proyecto que sobrepasara las fronteras quizás evocando ese ideal bolivariano de la integración de los países de nuestra América, desde esa época quizá siendo ese el antecedente orgánico propuesto más inmediato se viene hablando de una nueva propuesta para la gente que desea luchar por el cambio y entonces cuando se crearon las condiciones, después de haber creado algunos núcleos, uniones solidarias conjuntos de personas que querían trabajar dentro de la organización por un nuevo proyecto de la sociedad, después de que existía esa experiencia cuando notamos la acogida de esta idea de movimiento bolivariano, este movimiento amplio en el sentido que no solamente estarían los comunistas, los guerrilleros, los milicianos si no mucha gente independientemente de su posición política, de clase, religiosa pero que estuviera en la idea de integrar la solidaridad para el cambio se creó el proyecto Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia en condiciones de amplitud pero de clandestinidad para preservar la vida de quienes allí se integren. Así surgió, así nació y por eso el 29 de abril asistió tanta gente y muchísimos otros miles de personas expresaron sus intenciones de incorporarse mandando sus mensajes a los diferentes frentes, bloques y direcciones del movimiento armado en Colombia. La importancia que tiene hoy el Movimiento Bolivariano es enorme, porque es uno de los más importantes espacios en los cuales la gente en un momento en que se ha profundizado el fascismo en Colombia tiene la oportunidad de exteriorizar de manera clandestina su organización y su lucha para acabar con el fascismo y construir una nueva sociedad.
En cabeza del Movimiento Bolivariano está la propuesta de la creación de un gobierno alternativo, que dé salida a esa situación terrible de fascismo que padece Colombia. La respuesta del pueblo ha sido tan magnífica que como FARC nos hemos visto obligados a darle una ordenación a toda esa gente que se vincula de los diferentes sectores sociales creando, estructurando, poniéndole dirección a estos frentes de masas ya como movimiento estudiantil, de desplazados, indígena, barrial, obrero, cada uno de estos sectores comienza a ser organizado primero como las células clandestinas de partido y ese partido con su influencia en los miles y miles de núcleos bolivarianos del cual no tenemos una cuenta precisa y clara porque gran parte de la gente que esta organizada lo hace a su propia  iniciativa y según el criterio que tengan y como ellos a bien consideren organizarse, no hay una reglamentación precisa pero si se exige una militancia de firme concepción bolivariana y no se exige una reglamentación precisa es porque es muy extenso, intenso el número de bolivarianos que hay en Colombia ya sentimentalmente, concientemente al fin y al cabo gente que militando en esas ideas identificado con esas ideas ha comenzado a mirar de manera clara quien es su enemigo. Ya la gente en Colombia no se está dejando engañar a pesar de toda esa desinformación mediática que hay.
El Estado durante muchos años a través del sistema educativo, la educación a través de múltiples pláticas ha desfigurado a Bolívar ha presentado una imagen falsa ya como un Bolívar liberal padre del partido liberal, ya como un Bolívar conservador, padre del partido conservador en fin, como el hacedor de los partidos tradicionales un poco intentando de justificar la existencia de estos partidos como herederos de los libertadores del siglo XIX. Incluso han presentado a un Bolívar clerical apegado a esas posiciones aviesas, torcidas respecto a los intereses populares que tiene el alto clero colombiano pero lo que ha descubierto el pueblo y en eso ha influido mucho la educación alternativa que se hace en las barriadas, en las fábricas, en las universidades en los colegios ya no en las aulas si no en los corredores, cafeterías, pasillos ha influido la instrucción bolivariana que desde las montañas de Colombia se genera directamente con la gente que trabaja en la clandestinidad o a través de los medios que tenemos como las emisoras, las revistas, los videos, entonces hoy la gente esta más clara quién es Bolívar, cuál es su esencia liberadora, anti oligárquica y esas estrategias del régimen desfigurando. Cercenando o simplemente ocultando el pensamiento de Bolívar para legitimarse se han ido al suelo, tanto que la influencia de Bolívar ha llegado a un nivel que ya nos ha tocado clasificar el movimiento de masas en frente de masas organizando por un lado a los desplazados, indígenas, negritudes, a la gente de las barriadas, a los obreros, en fin, en el movimiento clandestino se ha acumulado un caudal inmenso de militancia fariana insurreccional porque es con mentalidad de levantamiento que en cualquier momento puede desembocar en un gran océano de protesta y de lucha en el cual se va a ahogar este régimen, así es la influencia del pensamiento bolivariano y con certeza un levantamiento insurreccional en Colombia será un levantamiento bolivariano por eso el tipo de reacción del Estado. Hay situaciones que pueden ejemplificar que ya hoy quien cargue un libro de Bolívar es subversivo, hay gente que no tiene que ver con alguna estructura de las FARC- EP y que han sido apresadas por cargar propaganda subversiva y ¿cuál es? un libro, un texto del libertador de cualquier autor incluso que a veces ni siquiera milita con las verdaderas ideas del libertador.
Esas son las reacciones de un régimen fascista que en Colombia desafortunadamente se ha vuelto más sanguinario ahora en cabeza del presidente Uribe Vélez pero como diría Dimitrofv en momentos de su muerte el fascismo es cuando da sus más fuertes pataletas, cuando estamos que estamos viendo la represión, los apresamientos masivos, las masacres lo que hace es darle más valor, más bríos al pueblo para organizarse en la clandestinidad, porque no hay que dar papaya, hay que seguir organizándose en la clandestinidad y a esa reacción del régimen, del Estado lo que se da es una respuesta de más y más organización en la clandestinidad en busca de un pronto levantamiento insurreccional.

Para finalizar dénos un mensaje dirigido a los pueblos de Nuestra América.

Que nos mantengamos más despiertos que nunca en este momento en que el imperialismo norteamericano esta avanzando en su proyecto colonialista contra todos los hijos de la espada del libertador. Es necesario que retomemos el ejemplo del libertador y nos convenzamos que esta es la era de Bolívar y que es en este momento y no en otro en que debemos dar pasos decisivos de construir un mejor proyecto de vida de sociedad para las generaciones presentes y futuras.
Creo que es necesario enviar un saludo y lo hacemos con mucho cariño, digo lo hacemos porque expreso el sentimiento de todos los compañeros de lucha, un saludo a todos los pueblos de Nuestra América desde el río Grande y más allá, desde los territorios con raíces olmecas, desde los territorios arrebatados a ese México grande y querido también para nosotros con el ejemplo de Zapata, de Villa, de Flores Magón con el ejemplo de los luchadores de Centroamérica de Sandino, de Morazán de todos los luchadores que ha tenido este continente en tierra firme y en el Caribe hasta el Magallanes, hasta los confines de la memoria mapuche y araucana va el abrazo bolivariano con la fuerza de la lanza de Lautaro y Colocolo mejor dicho desde lo más profundo de nuestra identidad aborigen y mestiza hasta la convicción en la posibilidad del proyecto social bolivariano, así estamos los farianos hijos de esta tierra comunera contando con los pueblos de nuestra América como pueblos hermanos y actuando y pensando en que nuestra lucha también en primer lugar la hacemos por ellos, nuestra patria es América y la mejor forma de conjugar ese patriotismo bolivariano es la de la unidad en solidaridad.

Jesús Santrich, Integrante del Estado Mayor Central de las FARC-EP.

Montañas de Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario